Tegucigalpa, Honduras.

Waleska Zelaya, diputada actual del Congreso Nacional por el Partido Nacional, solicitó este miércoles la renuncia del titular de la presidencia del Consejo Nacional Electoral (CNE), Kelvin Aguirre.

Zelaya, quien quedó relegada de repetir otro período como legisladora por Francisco Morazán, mostró en las últimas semanas su descontento con Aguirre, quien, además, era el representante del Partido Nacional en el trinomio de consejeros propietarios del ente electoral.

La solicitud de Zelaya se hizo ante el Tribunal de Justicia Electoral (TJE), como marcan los procedimientos, no obstante, aclaró que la misma solo atañe a Aguirre y no a Rixi Moncada (Libre) y Ana Paola Hall (Liberal), las otras consejeras del CNE.

La aún parlamentaria argumenta que “existieron muchas irregularidades” en el proceso electoral del 28 de noviembre, que, entre otros resultados, arrebató la mayoría en el Congreso Nacional a su partido, además de la Presidencia y múltiples alcaldías.

“Los que hundieron al Partido Nacional deben renunciar y ser investigados”, extendió en torno a la derrota generalizada del Partido Nacional en varios renglones electorales. El partido gobernó la Presidencia desde 2010. Zelaya ha sido crítica de los dirigentes de su propio partido.

“Esta gente que hundió al Partido, por favor renuncien, porque no solo se están llevando de encuentro a una persona. Nos utilizaron de cortinas de humo, nos señalaron por un montón de cosas, uno se tuvo que quedar callado”, amplió la excandidata y dirigente de esa entidad política.

Aunque no detalló en los párrafos de argumentación de su solicitud, Zelaya indicó, por otro lado, que sus señalamientos podrían representarle “consecuencias personales”, como demandas judiciales.