Tras el nombramiento de Dorian Salinas como nueva directora de la Agencia de Regulación Sanitaria (Arsa), empleados de la institución comenzaron a denunciar despidos masivos sin previo aviso por parte de la nueva administración.

Ante las constantes denuncias, se consultó la veracidad de lo ocurrido con una fuente interna de Arsa, quién nos confirmó la destitución inmediata de al menos 15 empleados en las últimas dos semanas, llevándose a cabo 13 despidos ayer.

“La doctora Salinas llegó y al segundo día despidió a los dos comisionados adjuntos, los cuales manejaban las direcciones técnicas de Arsa, días después destituyó a la jefa de alimentos y la jefa de vigilancia, corriendo el riesgo de no obtener inspecciones y muestras en los laboratorios”, reveló.

Según la fuente consultada, los despidos se dieron de forma arbitraria, irrespetando los acuerdos de cada empleado, como ser; causal de despido o prestaciones laborales.

Arsa regula los productos de interés sanitarios en el país, como vacunas, medicamentos, dispositivos médicos, establecimientos y alimentos, por lo que la situación actual de la institución desestabiliza a sectores de Salud.

Debido a la ingobernabilidad en Arsa, se registran más de 600 trámites en atraso, asimismo, por los constantes cambios administrativos, 900 mil expedientes se encuentran en mora a diario, solo en dispositivos médicos.