04/07/2022
09:31 AM

Más noticias

Déficit de 80 megavatios causa apagones en San Pedro Sula

San Pedro Sula, Honduras.

Reyna Gutiérrez no se atreve a calcular las pérdidas económicas que ha tenido por los constantes cortes de energía eléctrica que paralizan las labores en su salón de belleza.

“Se me dañó una secadora. Son muchas las pérdidas. Muchas veces cuando empezamos a trabajar con los clientes se va la energía y si no hay energía, no hacemos nada”, lamenta.

Gutiérrez es solo una de los más de 100 mil propietarios de micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes) en San Pedro Sula que tienen problemas por los apagones.

Posturas

Las autoridades de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) han señalado que la causa principal de los cortes del servicio es la alta demanda de energía en la ciudad y la falta de soporte de los circuitos y rechazaron la posibilidad de que sea por falta de generación.

Sin embargo, Boris López, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee), indicó que hay un déficit de más de 80 megavatios en las horas pico, sobre todo en la noche.

“La demanda máxima del país en este momento es de 1,350 megavatios debido al intenso calor que ha habido. Aún comprando el gas a las eólicas y las fotovoltaicas, que son las solares, nos faltan esos 80 megavatios en 40-45 minutos por el mismo calor. La gente utiliza más los ventiladores, los aires acondicionados y no tenemos para cubrir esa demanda”.

El sector residencial de San Pedro Sula consume un 41% del fluido eléctrico, aproximadamente, entre 6:00 pm y 8:00 pm, debido a las altas temperaturas y la gran demanda de usuarios que se concentran en sus hogares en esas horas.

A diferencia de otras partes del país, en la capital industrial, el uso de aires acondicionados y las fuentes de iluminación desmedidas representan el mayor consumo de energía.

López reiteró que dejan sin energía de cinco a diez colonias de la ciudad cada vez que realizan trabajos correctivos porque ya no ejecutan los trabajos con las líneas energizadas.

La Enee cuenta con 47 circuitos de distribución. De cada uno dependen un promedio de 5 mil abonados, quienes reciben el impacto de la falta de energía de más de tres horas.

En las zonas altamente pobladas como la Rivera Hernández y Chamelecón, de un circuito pueden depender unos 10 mil pobladores. En otros casos, un mínimo de mil.

Un promedio de 80 empleados de la estatal se encargan de brindar respuesta a los problemas en el sistema en San Pedro Sula y alrededores; es decir que eso provoca un mayor retraso en algunas zonas.

Sistema obsoleto

Rafael Baide, expresidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos, Eléctricos y Químicos de Honduras (Cimeqh), manifestó que aunque las autoridades no lo quieran reconocer, las suspensiones sí se deben a un problema de generación.

“Cuando hay alta demanda no tienen cómo mantener el suministro de energía. Además tienen sistemas que ya están sobrecargados; ha crecido la demanda y la oferta de la Enee es muy pobre”, aseveró.

Más del 60% de la red del servicio eléctrico de la estatal debe ser reemplazado, pero el cambio requiere una inversión millonaria.

Según el Banco Central de Honduras (BCH), un 30.39% de energía se perdió a través de los sistemas de distribución obsoletos de la Enee en el año 2013. El informe de 2014 indica que la pérdida fue de 28.71%. “La gente se tiene que educar en el consumo de energía. También se debe resolver el problema de generación”, dijo.

Leonardo Ramos, subgerente noroccidental de la Enee, declaró que las suspensiones se dan porque los circuitos se abren entre 4:00 pm y 9:00 pm. “Esto se debe a que hay un sobrecalentamiento en las líneas de transmisión. Tenemos fuertes temperaturas que inciden en las líneas y el centro nacional de despacho de Tegucigalpa hace las aperturas para evitar daños mayores en las líneas”, apuntó.