15/06/2024
01:54 PM

De L2,500 millones es despilfarro en el Seguro Social

  • 08 diciembre 2014 /

El Ministerio Público reveló que Fiscalía chilena apeló resolución judicial que posibilita a Natalia Ciuffardi defenderse en libertad.

Tegucigalpa, Honduras.

La investigación preliminar indica que a 2,500 millones de lempiras asciende lo despilfarrado en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

“Son varios millones, quizás 2,500 millones de lempiras los que hemos calculado, más o menos, en lo que ha sido defraudado de diferentes maneras el Seguro Social”, dijo el coordinador de la Unidad de Apoyo Fiscal, Roberto Ramírez Aldana, en declaraciones al programa 30/30.

La suma se sustrajo en la última administración del Seguro Social, dirigida por Mario Zelaya.

Por el fraude en la autorización de líneas de crédito se erogaron ilícitamente entre 280 a 300 millones de lempiras; asimismo, robos y hurtos de equipos biomédicos, de endoscopia. Una mala utilización de recursos en obras físicas, en el que hay ingenieros involucrados en sobrevaloraciones.

“Hay grandes contratos suscritos por el IHSS con empresas privadas que se analizan, que se esperan evidencias para constatar sobrevaloración”, manifestó.

LEA: Piden que inicie juicio oral contra Mario Zelaya

Entre lo más lamentable de las modalidades está la transferencia de fondos, por unos mil millones, del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte al de Enfermedad y Maternidad. Identificó a Mario Zelaya, exdirector del IHSS; José Alberto Zelaya, exjefe de Compras; y José Ramón Bertetty, exjefe de Administración, como los cabecilla del desfalco.

Relacionado con el caso, informó que la Fiscalía de Chile impugnó el fallo que emitieron juzgados de ese país que posibilita que la chilena Natalia Patricia Ciuffardi se defienda en libertad.

“Hubo malestar en los fiscales de Chile y apelaron la decisión de la Corte”, indicó.

Explicó que Honduras y Chile no tienen un tratado mutuo de extradición. Sin embargo, dijo que la solicitud de extradición que formalizó el MP se ampara en una Convención Interamericana de Extradiciones, que ambos países suscribieron en el marco de las Naciones Unidas en el año 1933. Por tanto, afirmó que el MP tiene la potestad para formular tal solicitud.