TEGUCIGALPA. Después de haberse dado una gran vida de lujos, viajes y placeres con el dinero de millones de personas afiliadas al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Ilsa Vanessa Molina, tiene en cero sus cuentas bancarias en Honduras.

La acusada por lavado de activos por el Ministerio Público fungió en 2013 como gerente de la empresa Inversiones y Equipos Médicos (Insumedic) y según las investigaciones, dicha empresa lavó 9.2 millones de lempiras del Seguro Social.

Insumedic se constituyó como empresa en junio de 2012 por los socios Vanessa y José Cardona, quien está preso junto con la exmodelo; sin embargo las cuentas de Molina están vacías, ese fue el resultado que encontró la Unidad de Información Financiera de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS).

El informe fue solicitado a la CNBS por el Ministerio Público para conocer el estado financiero de las cuentas y poder incautar los fondos, sin embargo no tienen dinero.

La “Palillona” pasó de hospedarse en hoteles de lujo internacionales debido a los diversos viajes que realizaba con el dinero del Seguro Social, a residir en la Penitenciaría Nacional Femenina de Atención Social (PNFAS). Lo único que el Estado puede recuperar del dinero que se desfalcó del Seguro Social, es una lujosa vivienda, situada en la colonia Portal del Bosque de Tegucigalpa, valorada en 150 mil dólares, que en lempiras equivale a más de 3.2 millones.