Tegucigalpa, Honduras.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) admitió el recurso de amparo con suspensión del acto reclamado interpuesto por seis estudiantes expulsados de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah).

Meses atrás, los alumnos suspendidos, tanto de Tegucigalpa como de San Pedro Sula, lideraban un grupo de estudiantes que protestaban contra las autoridades universitarias, a quienes exigían la socialización de las nuevas normas académicas.

Entre sus peticiones, los estudiantes incluyeron que la aplicación de las normas no fuera de carácter retroactivo, específicamente se referían a la aprobación de clases con un índice del 70%. Durante esa jornada, los estudiantes causaron daños físicos a los centros de la alma máter, según las autoridades, quienes determinaron su expulsión.

La suspensión llevó a los estudiantes a interponer un recurso de amparo que fue admitido ayer por la Sala Constitucional.

La apoderada legal de los estudiantes, Ivania Galeano, dijo: “Esto implica que la Universidad debe permitir a los estudiantes lo más pronto posible poder acceder a su sistema electrónico, realizar la matrícula correspondiente y reincorporarse lo más pronto posible a sus actividades académicas”.

Explicó que la sentencia de la Unah no estaba firme, por lo cual la CSJ admitió el recurso y deja sin bloqueo a los estudiantes hasta que exista una resolución firme.