Tegucigalpa, Honduras.

El diálogo político convocado por el presidente Juan Orlando Hernández va por buen camino.

Desde el pasado 25 de enero, Hernández anunció que convocaría a los líderes de cada partido para un diálogo que tiene entre sus objetivos principales la revisión y reforma a la Constitución.

Se conoció que el ministro de Trabajo, Carlos Madero, nombrado como mediador en el diálogo, ya convocó de forma oficial a los líderes.

El primero en ser invitado fue el líder de Libre, Mel Zelaya.

Se presume que Zelaya ya aceptó participar en la mesa de debate; sin embargo, el exmandatario no ha confirmado el extremo. Quien sí ya aceptó estar en dicha mesa es el líder del Partido Anticorrupción (PAC), Salvador Nasralla.

El ingeniero confirmó que fue llamado para estar en esta mesa, pero aclaró que no apoyan la reforma de la Constitución.

“Sí estamos de acuerdo, nosotros abogamos por un diálogo... Siento que la Constitución no tiene que ser reformada, lo que necesita es que sea aplicada por hombres y mujeres decentes, que ese es el problema en Honduras, que los hombres y mujeres que tienen que aplicar las leyes no utilizan ni la ética ni la moralidad ”, agregó Nasralla.

Dijo que el PAC pondrá en la mesa de diálogo la reforma a la Ley Electoral, que aseguró son necesarias porque en la actualidad nadie cree en el sistema.