25/04/2024
08:43 AM

Congreso de Honduras aprueba 'feriadón' para última semana de octubre

Largo asueto generaría L3,000 millones al sector turístico.

Tegucigalpa, Honduras.

El Congreso Nacional aprobó anoche el decreto mediante el cual se unifican los feriados de octubre.

Con una votación de 55 votos a favor, 41 en contra y dos abstenciones, los feriados del 3, 12 y 21 de octubre fueron trasladados para la última semana de octubre, con el fin de incentivar el turismo, según establece el decreto.

La iniciativa, presentada por el jefe de la bancada del Partido Nacional, Óscar Álvarez, fue demeritada por un grupo de diputados del partido Libre.

El jefe de esa bancada, Manuel Zelaya, intentó crear confusión en el pleno al manifestar que el traslado de los feriados significaba cambiar la fecha de celebración.

Originalmente se planteó que los feriados pasaran a ser gozados en la penúltima semana.

El presidente de la comisión dictaminadora, Oswaldo Ramos Soto, fue claro y contundente en su explicación de que las fechas en el calendario cívico nacional se mantenían incólumes; lo que se trasladaba para otra fecha era el descanso. Eso no significaba que se iban a abandonar las conmemoraciones.

Las academias, las escuelas y las universidades siempre desarrollarán los actos cívicos del 3 de octubre, día del nacimiento de Francisco Morazán; el 12 de octubre, Día de la Raza; y el 21 de octubre, Día de las Fuerzas Armadas.

Estos asuetos son unificados y trasladados a los días miércoles, jueves y viernes de la última semana de octubre.

Según fuentes de la Dirección General de Turismo, la movilización en este largo feriado sería de un millón de hondureños, que dejarían un flujo económico de 3,000 millones de lempiras.

En la discusión, el diputado Jari Dixon pidió que no se tocara el 3 de octubre y que ese feriado no sea trasladado para vacacionar, sino para reflexionar. La moción no fue tomada en consideración.

El liberal Darío Banegas se manifestó contra el proyecto y en general de todos los feriados que solo sirven para haraganear y no para exaltar las fechas de celebración.

Wilfredo Paz, diputado de Libre, indicó que la propuesta no tiene un mal sentido, pero se está contradiciendo el espíritu por el cual fueron creadas dichas celebraciones.