Tegucigalpa, Honduras.

Veinte estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras ( Unah) se presentaron en la mañana de este jueves a la audiencia inicial en los juzgados de Tegucigalpa, capital de Honduras.

Los universitarios están acusados de haber cometido los delitos de usurpación y privación injusta de la libertad en perjuicio de la Unah y empleados de la institución.

Fausto Cálix, dirigente del Movimiento Estudiantil Universitario ( MEU), espera que a los detenidos el juez les brinde sobreseimiento definitivo.

Cálix, quien es estudiante de leyes, sostiene que “a nuestros compañeros se les ha acusado de forma nefasta por las autoridades universitarias a través del Ministerio Público”.

Los 20 imputados fueron capturados la madrugada del 25 de mayo, después de que ingresaran, por la fuerza, al edificio Alma Máter de Ciudad Universitaria, donde supuestamente habrían sometido al personal de vigilancia y dañado inmobiliarios.

Hoy un grupo de estudiantes realizó hoy una marcha hacia los juzgados capitalinos mientras otro grupo de jóvenes mantiene tomado los edificios de la máxima casa de estudios.

Esto ha provocado que otro grupo de estudiantes, quienes manifiestas que quieren recibir clases, levanten su voz de protesta y soliciten a los miembros del MEU tomar otras medidas distintas a las tomas.

Los edificios de ciencia de la Salud y Economía amanecieron tomados por los estudiantes del MEU.