18/06/2024
01:48 PM

Cepal presenta informe de evaluación de daños y pérdidas por huracanes Eta y Iota

  • 21 diciembre 2020 /

Las pérdidas provocadas por los huracanes Eta y Iota superan los 45,000 millones de lempiras.

Tegucigalpa.

Este lunes la Comisión Económica para América Latina y el Caribe ( Cepal) entregó al gobierno de Honduras un informe de evaluación de daños y pérdidas que dejó el paso de los huracanes Eta y Iota por el país.

El informe fue entregado tras una petición del presidente Juan Orlando Hernández, quien pidió a la orgnaización formar parte de la reconstrucción sostenible del país.



El documento detalla el proceso de evaluación del que participaron múltiples actores nacionales y de organismos internacionales. El informe, de 259 páginas, detalla que las pérdidas por los huracanes Eta y Iota fueron de 45,670 millones de lempiras.

Eta y Iota formaron parte de una temporada de huracanes atípica. En total se formaron 30 tormentas. Estos fenómenos meteorológicos golpearon en dos semanas el productivo valle de Sula.

'Los daños representaron el 50% de la afectación, las pérdidas 45% y los costos adicionales 5% por ciento. Nótese que el sector privado sufrió 69% de la afectación de acervo y 97% de los flujos de producción perdidos. Los costos adicionales es única dimensión de los efectos en la que el sector público superó al privado. Los efectos totales que tuvo el desastre en el sector público fueron de aproximadamente L9 458 millones', explica el informe.

En general, los efectos estuvieron concentrados en el sector productivo, 65%, seguido por el sector social, 20%. Los subsectores productivos más afectados fueron Comercio e Industria, con 78% de los daños y 64% de las pérdidas, y agricultura con 18% y 26%, respectivamente. Los daños y las pérdidas en estos subsectores fue estrictamente privados. En el caso del sector social, el subsector Vivienda concentró el 74% de los daños. Estos resultados permiten configurar un perfil de la dimensión humana del evento: fueron afectadas las fuentes de ingreso de las familias y el sitio donde habitan.

La afectación en Infraestructura representó 10% por ciento del total. El subsector más afectado fue el subsector transporte en el que ocurrieron el 62% de los daños, el 79% de las pérdidas y el 96% de los costos adicionales.

Antes de los golpes generados por Eta y Iota, las estimaciones del Banco Central de Honduras (BCH) de pérdidas provocadas por la pandemia fueron de L55,000 millones en los últimos nueve meses. Sumando ambas proyecciones, 2020 se convierte, según los expertos, como el peor año para la economía nacional con una pérdida de L100,000 millones.

La Cepal señaló en el documento que Honduras debe aspirar a establecer sistemas de gestión y planes de recuperación que estén en concordancia con todos los sectores del a economía y la sociedad y con metas generales de planificación nacional.