Tegucigalpa, Honduras.

Según expertos clínicos, aproximadamente 100 casos de viruela del mono se registrarán en el territorio hondureño a finales de 2022. Ese estimado se debe a que en menos de 72 horas se reportaron tres casos por la enfermedad viral.

Carlos Umaña, presidente de la asociación de médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de San Pedro Sula, dijo que “epidemiológicamente hablando para la población de nuestro país podríamos andar alrededor de unos 100 casos”.

El epidemiólogo Keneth Rodríguez aseguró que no habrá un número explosivo de incidencias porque la afección no es como otras patologías como la viruela humana, covid-19 y varicela.

“La tasa de ataque de la viruela símica es del 11%, es relativamente baja en comparación con la viruela humana que era de 80%”. Los expertos también indicaron que esas proyecciones no se cumplirán dependiendo del comportamiento individual de cada persona.

Instan a la población a seguir manteniendo las medidas de bioseguridad para que no haya un brote de casos en los próximos meses.

SÍNTOMAS Y TRANSMISIÓN

Los síntomas de la viruela del mono incluyen fiebre, dolores musculares e inflamación de los ganglios linfáticos, antes de provocar una erupción parecida a la varicela en el rostro y el cuerpo. La viruela del mono está causada por un virus endémico en África central y occidental. Con el contagio pueden aparecer erupciones cutáneas, a menudo en la cara, y extenderse a otras partes del cuerpo, incluidos los genitales, antes de pasar por varias etapas, formar costras y caer. El contagio ocurre mediante un contacto con la persona contaminada, ya sea a través de líquidos, las mucosas, las lesiones que se producen como resultado de la enfermedad, excreciones o la saliva, aunque también puede haber transmisión indirecta por contacto con objetos que tengan restos de estos fluidos. La Organización Mundial de la Salud indicó que la vacuna contra la viruela convencional es bastante eficaz contra esta variante.