TEGUCIGALPA

El empresario guatemalteco Axel López, que vendió los siete hospitales móviles a Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), no se entregará “por lo pronto” a la justicia hondureña.

Esta versión fue descartada por su abogado Félix Ávila, quien se apersonó al Juzgado de Letras en Materia de Corrupción para representarlo por la acusación por el megafraude.

“El señor Axel López está fuera del territorio hondureño y por supuesto, su comparecencia o no al juzgado es una cuestión a considerar por el equipo de defensa, por lo pronto no”, confió Ávila.

Sépalo
El guatemalteco Axel López está prófugo de la justicia hondureña desde el 8 de abril de 2020, día en que fue acusado de fraude. La Fiscalía deberá trabajar de cerca con agencias de EUA para capturarlo, pero si eso ocurre una firma de abogados trabajará contra su extradición.
Explicó que su presentación voluntaria no está siendo considerada “porque esto implica quedar bajo prisión preventiva bajo las circunstancias del sistema procesal hondureño y penitenciario, obviamente no es un panorama favorable”.

No obstante, sobre López, dueño de la empresa Elmed Medical System, existe una orden de captura internacional vigente que tarde o temprano podría ser materializada.

“La orden de captura internacional es una situación que la defensa no la puede controlar, sabemos muy bien que al darse la circunstancia de ser capturado y si lo fuera en Estados Unidos, las autoridades hondureñas tendrían que iniciar un proceso de extradición”, señaló.

Aunque dijo que de existir esa posibilidad, “se estaría abriendo un frente de defensa en Estados Unidos para evitar la extradición a Honduras, pero las circunstancias de una presentación voluntaria por los momentos está descartada”.

L101
millones (más de $4 millones) ordenó asegurar el Departamento de Justicia de EUA, por solicitud de la Fiscalía de Honduras, a Axel López el 3 de junio.
Por ahora, el equipo de defensa de López está estudiando los alcances del requerimiento fiscal, que fue calificado como una acusación infundada porque la venta de los hospitales es un asunto meramente comercial y mercantil, y no penal como alega el Ministerio Público.

Al ser consultado sobre la reacción de López tras la imputación en su contra, aseguró que “reaccionó con sorpresa porque, según lo que me ha comentado, nunca pensó que esto iba a ocurrir, como muchos lo saben el señor Axel López no buscó vender productos y equipos, sino que fue buscado por una entidad gubernamental”.

En Estados Unidos, el guatemalteco contrató una firma legal de cara a la posibilidad de que sea juzgado en ese país o simplemente para responder cualquier reclamo de las autoridades hondureñas.

La Fiscalía de Honduras acusa a López de sobrevalorar el precio de los hospitales móviles obteniendo utilidades por más de 18 millones de dólares.

L101