Tegucigalpa, Honduras.

El Congreso Nacional aprobó anoche con dispensa de un debate un contrato de préstamo por 89.2 millones de dólares suscrito entre el Gobierno de Honduras y el Banco Europeo de Inversiones (BEI); los fondos serán utilizados exclusivamente para la rehabilitación del corredor de occidente.

La semana pasada, el presidente Juan Orlando Hernández lamentó que no le haya aprobado este préstamo fundamental para el desarrollo de la zona de occidente.

En el proyecto se establece que los fondos serán utilizados exclusivamente para la rehabilitación y mejora de dos tramos de carretera de una sola calzada; uno que va desde La Entrada y pasa por Copán Ruinas hasta el punto fronterizo de El Florido en un tramo de 73 kilómetros en la carreta CA-11 y el otro que va desde La Entrada hasta Santa Rosa de Copán, de 43 kilómetros en la carretera CA-4.

Este es el primer préstamo que otorga el BEI a Honduras y contempla dos modificaciones selectivas del trazado de la carretera para evitar una zona afectada por frecuentes derrumbes o desprendimientos de tierra y para circular en la ciudad de Copán Ruinas.

El proyecto incluye la ejecución de actuaciones en seguridad vial, entre ellas, medidas para la regulación del tráfico, señalización horizontal y vertical, iluminación y barreras, así como acciones adicionales derivadas de las recomendaciones de las auditorías de seguridad vial.