Tegucigalpa

Ministros, viceministros y otros altos funcionarios del Gobierno saliente serán beneficiados con indemnizaciones antes de dejar sus cargos públicos el 27 de enero.Amparados en el artículo 133 de la Ley Orgánica del Presupuesto General del Estado, una gran cantidad de funcionarios cobrarán al finalizar esta administración cuantiosos beneficios económicos.

Estos dineros, según explican los documentos en poder de la Secretaría de Finanzas, son por concepto del pago de vacaciones pendientes o que no fueron tomadas en su momento por los burócratas, además, por el pago de decimoterceros y decimocuartos salarios proporcionales.

Leonel Ayala, ministro de la Secretaría de Gobernación y Justicia, explicó la situación: “La Ley de Presupuesto establece que los servidores de la administración pública que han laborado de forma consecutiva para el Estado, se les concederá indemnización”.

Ayala aludió que “esto no es de ahorita; esto ha sido desde hace varios años. Se genera una cancelación a partir del 27 de enero y todo acuerdo de cancelación donde fue nombrado un funcionario, se le está notificando que la relación de tipo laboral tiene su término”.

Se intentó contactar al canciller de la República, Lisandro Rosales, y al secretario Olvin Villalobos, del Ministerio del Trabajo, ambos acreedores de dichos beneficios, pero no contestaron sus teléfonos.

El rechazo de la población a estos pagos cuantiosos se ha hecho manifiesto, ya que hay miles de empleados públicos de tercera categoría a los que todavía se les adeuda los salarios de los últimos seis meses.

Los montos a pagar por concepto de derechos adquiridos van desde los 200,000 lempiras y algunos que superan los dos millones de lempiras para algunos altos funcionarios.

En un comunicado emitido el lunes, Gobernación hizo énfasis que es responsabilidad de las autoridades del Gobierno actual dejar clausurada la presente administración y con esto evitar cualquier reclamo a las futuras autoridades de Gobierno.