EL PROGRESO.

El acelerado aumento de 15 a 23 casos en menos de una semana en el departamento de Yoro ha obligado a las autoridades sanitarias a endurecer las medidas de prevención para frenar el contagio.

Los últimos seis casos fueron oficializados por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) el lunes, dos en Santa Rita y cuatro en la Perla del Ulúa. El viceministro de Salud, Roberto Cosenza, se reunió ayer con los miembros del Centro de Operaciones de Emergencia para implementar nuevas estrategias de prevención.

Al encuentro llegó el alcalde Alexander López, la epidemióloga de Salud del departamento de Yoro, Suyapa Domínguez, entre otros funcionarios del sistema sanitario de esta ciudad y la región. En un término de casi tres horas los coordinadores de esas actividades expusieron a Cosenza el panorama y el riesgo de que sigan aumentando los casos confirmados.

Para saber
En Santa Rita, las autoridades sanitarias cerraron el acceso a las colonias Nueva Vida y Cedén, lugar en donde una mujer y un hombre dieron positivos; en otros barrios y ante el temor, los vecinos han puesto barricadas por su propia cuenta. Según las estadísticas del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos, en Yoro se registran 25 casos, de los cuales 19 son de El Progreso y tres de Santa Rita, sin embargo, las autoridades locales informan de 23 casos confirmados y de estos, 15 en la Perla del Ulúa.
Luego de presentar cifras de lo que está sucediendo, Domínguez dijo que los mayores inconvenientes son la falta de materiales para la protección del personal médico y el que practica las pruebas de los sospechosos, cuyos resultados llegan una semana después de enviados a Tegucigalpa.

“Con lo que tenemos esperamos terminar esta semana, para la otra no tenemos cómo proteger a los que están en primera línea atendiendo a los enfermos, es urgente que se dote de lo necesario a todos los establecimientos médicos de nuestro departamento para una mayor efectividad y evitar contagios de los trabajadores de la salud”, dijo la funcionaria.

Apoyo

Cosenza informó que para este jueves ha convocado otra reunión de emergencia con las autoridades para definir en detalle lo que el personal médico requiere para abastecerlos.

Reconoció la labor que hace la población y sus autoridades para frenar el mal, “gracias a ello la situación no es tan grave como en otros municipios, hoy nos corresponde fortalecer esas acciones para recuperar a los positivos y evitar que sigan apareciendo más”.

3
víctimas mortales se reportan oficialmente en el departamento de Yoro, 2 de El Progreso y 1 de Yoro, además de una persona recuperada.
Esmeralda Velásquez, jefa municipal de Salud en El Progreso, dijo que este es el momento de endurecer más las medidas para evitar que la cifra de contagiados siga aumentando, “para ello se requiere mayor apoyo de esta secretaría con equipo de protección y la contratación de más personal”.

El alcalde Alexander López dijo que no bajan los brazos y las medidas de prevención se mantienen y que espera más apoyo de la Secretaría de Salud.