07/12/2022
12:06 AM

Más noticias

Se agudiza crisis por tomas de fincas en el Bajo Aguán

Campesinos de la Plataforma Agraria se tomaron portones de planta extractora de aceite en Trujillo. Los empleados quedaron encerrados durante 12 horas.

TOCOA

A pesar de la formación de una comisión para resolver el conflicto de tierras en el Bajo Aguán, la crisis se agudizó ayer por la invasión de supuestos campesinos a una planta extractora de palma africana.

Ayer, unos 300 empleados de Corporación Dinant permanecieron encerrados en la finca, y mediante un video hicieron un angustioso llamado al gobierno de la presidenta Xiomara Castro.

Los empleados del turno de la noche, que debía salir a las 6:00 am, fueron sorprendidos, ya que desde las 5:00 am supuestos campesinos aglutinados a la Plataforma Agraria se tomaron el portón de acceso a la planta extractora de aceite en aldea Quebrada de Agua, Trujillo, Colón.

3 claves

- Son 19,596 hectáreas de fincas de palma africana invadidas en el Bajo Aguán por parte de campesinos de la Plataforma Agraria y de grupos armados. De estas, 10,087 hectáreas pertenecen a Corporación Dinant, una de las empresas más afectadas.

- En febrero, una comisión del Gobierno que encabeza Ramón Sabillón, ministro de Seguridad, y Francisco Fúnez, titular del INA, firmó un convenio con los campesinos y los inversionistas del sector; sin embargo, no se ha cumplido y el problema se ha agudizado.

- La Plataforma Agraria asegura que son 28 cooperativas que fueron expropiadas de sus tierras en el Bajo Aguán. En 2013 interpusieron una demanda internacional, el Gobierno ha pedido prórroga en tres ocasiones para dar una respuesta al asunto.

“Presidenta, estamos aquí un grupo de trabajadores de Corporación Dinant, preocupados porque nos tienen secuestrados. Estamos afligidos”, dijo uno de los empleados en un video que publicaron en redes sociales. Dejaron salir a los empleados a eso de las 6:00 pm.

La Policía Nacional y el Ejército llegó al lugar desde tempranas horas, y aunque dialogaron con los usurpadores para que desalojaran el lugar les manifestaron que permanecerían ahí hasta llegar a un acuerdo con el Gobierno.

No solo se tomaron la planta, también invadieron 474 hectáreas de la finca El Chile, aledaña a la empacadora. Tiempo atrás ya habían invadido 90 hectáreas de la misma propiedad.

“Necesitamos acciones concretas en beneficio de la seguridad de la gente que está adentro de la planta.Ya es urgente que se busque una solución definitiva a este problema. La empresa ya entregó toda la documentación legal que acuerpa quién es el legítimo dueño. Cuesta entender que al legítimo dueño no lo acompañe la ley”, dijo Roger Pineda, director de Relaciones Corporativas de Corporación Dinant.

Mientras, Jaime Cabrera, portavoz de la Plataforma Agraria, dijo que “en ningún momento hemos tomado la planta extractora, se ha tomado la cooperativa La Chile.Lamentablemente ahí está la planta, pero con el acceso de los trabajadores mientras nos sentemos a dialogar con el Gobierno”.

Ramón Sabillón, ministro de Seguridad que encabeza una comisión del Gobierno para buscar una salida al conflicto, dijo que “estamos buscando todos los elementos, reunirnos para establecer una ruta. Ya hemos trabajado en algunos temas para encontrarle una salida a las invasiones en Colón”.

Inversionistas hicieron un llamado público al gobierno para que ejecuten acciones concretas.

Reclamo

La acción de toma de la planta elaboradora de aceite, manteca y margarina fue condenada por el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) mediante un comunicado que hicieron público.

“Es responsabilidad de las actuales autoridades gubernamentales implementar acciones contundentes para que no continúe la alzada de la comisión de este delito, que debilita el sistema de seguridad jurídica del Estado, ocasionando que se aleje la inversión privada”.

Pidieron a “las autoridades gubernamentales, Poder Judicial y Ministerio Público que sumen esfuerzos concretos y precisos para combatir este delito y dar certeza jurídica a miles de hondureños e inversionistas. Y que con carácter de urgente se desaloje a las personas que se han tomado la planta de procesamiento de alimentos”.