30/05/2024
09:54 AM

Ada Muñoz: 'Me metí a vender cosas para poder vivir”

  • 13 noviembre 2014 /

“No era mi responsabilidad verificar si los pagos eran correctos”, dijo la exfuncionaria.

San Pedro Sula, Honduras.

En su declaración de imputada, Ada Esperanza Muñoz Torres (60) aseguró que son falsas y sin fundamento todas las acusaciones en su contra como presunta cómplice en evasión de impuestos.

“Soy inocente de todo lo que me impugnan”, dijo Muñoz ante el juez de turno en la audiencia de declaración de imputado realizada la noche del miércoles luego que la exfuncionaria fuera capturada tras diez meses de permanecer prófuga. La exjefa de Control de Ingresos de la Municipalidad de San Pedro Sula decidió declarar en la audiencia y defenderse de las acusaciones de la Fiscalía que penden sobre ella desde el 30 de enero pasado por abuso de autoridad, malversación de caudales públicos y defraudación fiscal en perjuicio de la administración pública del Estado de Honduras.

A la exfuncionaria se le acusa de ser responsable de un desfalco de más de 70 millones de lempiras a la alcaldía sampedrana al permitir la evasión del pago de impuestos de varias empresas. La audiencia celebrada contra Muñoz fue por defraudacion fiscal por 13 millones de lempiras. Existe un requerimiento judicial pendiente y hay cinco investigaciones abiertas.

Muñoz negó que ella o el departamento que dirigía, Control de Ingresos, tuvieron algo que ver con las supuestas irregularidades. “Defraudación fiscal no he hecho, yo no era la encargada de verificar si se estaba haciendo, pagando lo correcto o no”, expresó en la audiencia que comenzó a las 6:07 pm del pasado miércoles.

Durante sus declaraciones insistió en reiteradas ocasiones en afirmar que no tenía ningún vínculo con el desfalco. “Hay un reclamo administrativo y si eso no se ha resuelto no sabemos la respuesta ¿ Por qué tengo que ser yo la culpable después de 40 años?”, se preguntó en la audiencia.

“Yo no cobraba, no era cajera, no recibía cheques de nada para decir que yo los agarraba y me los metía a la bolsa, además esos cheques van a nombre de la Municipalidad y solo ellos los pueden cambiar. Se depositan en cualquier banco, pero en mis ventanillas no se le cobraba a nadie, yo no hacía con los cheques lo que quería, estos iban directo a la Municipalidad, nunca trabajé en tesorería. Este departamento también depende de mi jefe, del gerente financiero Rolando Perdomo y es su obligación verificar todos los departamentos que generan ingresos”, manifestó Muñoz.

La exfuncionaria dijo que no era encargada de hacer cobros de impuestos.

“El contribuyente llega a la ventanilla con un cheque y dice qué va a pagar y se le hacía el recibo para que lo pagara en el banco, pero no me correspondía a mí”, dijo.

Insistió en que no estaba en sus responsabilidades actuar en el caso de la supuesta millonaria defraudación fiscal. “Para eso hay un director y un departamento encargado de verificar que lo que pagan es correcto”, declaró.

Permisos

Muñoz se refirió a los permisos de operación en blanco que encontraron en su casa durante los allanamientos.

“Hablan de que encontraron 952 permisos de operación en blanco. Estos llevan firma original. Se hacen 200 y 300 diarios, por eso me los llevaba a mi casa a firmar. Al día siguiente se los enviaba a la encargada de patentes”, reveló argumentando que no había nada ilegal en eso, pues solo lo hacía porque en la oficina no le daba tiempo de firmas todos los permisos. “Yo no tengo acceso al sistema”, afirmó.

También aseguró al juez que la responsabilidad de aprobar los permisos de operación es de otra oficina y no donde ella trabajaba, y señaló que en el departamento que ella dirigía solo se encargan de entregarlos a los clientes, no de decidir si los aprueban o no.

Posesiones

Muñoz expresó que para aumentar sus ingresos personales comenzó a viajar al extranjero para traer mercadería, que vendía en la misma alcaldía, y después comenzó a vender oro, aunque luego según ella dejó de hacerlo porque “estaba caro” y se dedicó a vender plata y rodio, entre otras cosas.

“Me metí a vender cosas porque uno para poder vivir dignamente tiene que buscar otra manera de ingresos y yo lo hacía”, declaró. La exfuncionaria se refirió a sus posesiones, asegurando que le costaron esfuerzo y trabajo adquirirlas.

“Hasta a los 35 años de trabajar en la Municipalidad vine a hacer mi casa”, dijo.

También habló de sus joyas, las cuales encontraron las autoridades.

“Dice la Fiscalía que las joyas que yo tenía no eran de acuerdo a mi capacidad, pero yo vendía eso, sería ilógico que yo no tuviera. Uno se enjarana (se endeuda). Antes compraba cosas como cameras (en pagos a plazos)”, aseguró.

Además Muñoz dijo que hacía “lo que quería con su salario”, pues sus hijos y esposo se pagan sus propios gastos porque trabajan.En la audiencia, la exempleada reclamó que, según ella, la Fiscalía no siguió el debido proceso en este caso. “Cuando se hizo el requerimiento no sé por qué no me citaron si ya en varias ocasiones me necesitaron como testigo porque iba por diferentes casos, esta vez no tuve oportunidad de defenderme”, argumentó.

También recordó el día que allanaron su vivienda. “Yo estaba en mi oficina, les di la información que me pidieron, los atendí sin saber que me estaban allanando mi casa”, declaró en la audiencia.

Muñoz consideró que mientras se siga su caso se descubrirá que hubo irregularidades en el caso contra ella.

“En el transcurso del proceso nos daremos cuenta que hicieron (la Fiscalía) un montón de cosas incorrectas”, aseguró. Pese a sus argumentos, el juez decidió enviarla al Centro Penal de San Pedro Sula donde permanecerá, con vigilancia médica mientras se desarrolla el proceso en su contra. La audiencia inicial será el lunes a las 9:00 am. “Nunca me imaginé estar en esto”, declaró Muñoz.