Más noticias

Los Cachiros controlaban el 90% de las narcopistas en Honduras

Entre 1970 y 2015, Ramón Matta, los Valle Valle, los Cachiros, el Negro Lobo y Don H controlaron las rutas de este ilícito negocio.

500 millones de de dólares es el monto global de las incautaciones de bienes, empresas y productos financieros que se hicieron al cartel de los Cachiros.
500 millones de de dólares es el monto global de las incautaciones de bienes, empresas y productos financieros que se hicieron al cartel de los Cachiros.

Tegucigalpa, Honduras.

En los últimos 45 años, al menos siete carteles de la droga dominaron el mundo del narcotráfico en Honduras y movieron miles de kilos de cocaína a Estados Unidos en complicidad con funcionarios militares, policías y políticos, revela un informe sobre seguridad regional divulgado por la fundación Friedrich Ebert Stiftung.

El documento muestra una radiografía de la evolución del narcotráfico y el crimen organizado en los países de Latinomérica y la efectividad de las políticas públicas implementadas por los Estados para combatir este flagelo, considerado como uno de los principales detonantes de violencia en la región y en Honduras en particular.

Estrategias
Entre 2010 y 2015, Honduras reformó y fortaleció su política y estrategia contra el tráfico de drogas y crimen organizado emitiendo 18 disposiciones legales.

El capítulo relacionado con Honduras fue elaborado por la experta en seguridad pública Arabesca Sánchez, quien en una de sus conclusiones establece que los altos niveles de violencia en el país están muy ligados a la fuerte presencia del crimen organizado, el narcotráfico y las maras o pandillas.

Esta violencia está provocando un gran impacto humanitario en la población hondureña y el éxodo migratorio de cientos de familias, incluyendo niños no acompañados, cuyo principal destino son los países del norte de América: Estados Unidos y México.

En total, 20,585 hondureños solicitaron asilo en el extranjero en una tendencia creciente y se calcula que 33% de las peticiones fueron durante 2013 y 2014.

Entre 1995 y 2015, las autoridades hondureñas decomisaron a los carteles de la droga más de 101,000 kilos de cocaína, lo que indica que el tráfico de drogas en el país no se detuvo pese a las acciones y políticas tomadas por el Gobierno. “Los indicadores de incidencia en incautaciones de droga, movimientos de narconaves marítimas y narcoavionetas indican que en los últimos 19 años el narcotráfico no ha suspendido su paso por Honduras, independientemente de las políticas contra las drogas que se desarrollen”, señala.

138
Narcovuelos
Se registraron en Honduras entre 2008 y 2010

Origen y evolución

El documento establece que en Honduras hay pruebas de la existencia de siete carteles del narcotráfico que dominaron esta ilícita actividad en el período comprendido entre 1970 y 2015, cuyos líderes fueron extraditados a Estados Unidos y sus bienes han sido incautados por el Estado de Honduras.

Los orígenes del narcotráfico en el país surgen en la década de los setenta, con la alianza estratégica entre el capo hondureño Juan Ramón Matta Ballesteros y algunos miembros de las Fuerzas Armadas de Honduras.

“El complejo escenario de la época, debido a los conflictos de la Guerra Fría que se libraba en Centroamérica, fue propicio para que este negocio fuera tomando forma, estructura y territorio, y se fuera entronizando poco a poco en las instituciones del Estado”, rememora el informe.

Posteriormente surgió el cartel de los Valle Valle, formado por cinco hermanos que establecieron su centro de operaciones en la comunidad de El Espíritu, Copán, desde donde despachaban entre 5 y 20 toneladas mensuales de cocaína a EUA y transferían el dinero producto de la actividad ilícita hasta el sur.

Violencia
Los altos niveles de violencia en Honduras están muy ligados al crimen organizado, el narcotráfico y las maras

Paralelamente en el Atlántico operaba el cartel de los Cachiros, liderado por los hermanos Javier Heriberto y Davis Leonel Rivera Maradiaga, quienes controlaron gran parte de los movimientos de droga desde Colombia hasta Honduras y Guatemala para su traslado por tierra, mar y aire a Estados Unidos, incluyendo el control del 90% de las pistas clandestinas.

A los anteriores se suman los carteles de Héctor Emilio Fernández Rosa, Don H, Carlos, el Negro, Lobo y el de Chepito Handal.

A ellos se suma Fabio Lobo Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa, capturado por la DEA en Haití en mayo de 2015.

Todos los líderes de estos grupos guardan prisión en el país, otros fueron extraditados y varios se entregaron voluntariamente a la justicia de Estados Unidos.

Puente
En los últimos 19 años, el narcotráfico no ha suspendido su paso por Honduras en vista del alto nivel de incautaciones

Al respecto, Arabesca Sánchez indicó que los carteles de la droga en Honduras han cambiado su organización, pasando de las estructuras de los años setenta conformadas por capos y funcionarios de seguridad, a clanes familiares que utilizaron a los funcionarios de la seguridad pública para tareas específicas.

En una entrevista concedida a LA PRENSA, el ministro de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco, reconoció que tras la entrega de los Cachiros y la extradición de los Valle, estos carteles están tratando de rearmarse o recomponerse en vista de que estos tienen una estructura jerarquizada., lo cual generará un aumento desmedido de muertes.