Más noticias

Juan Carlos "Tigre" Bonilla molesto por informe The New York Times

Según el informe publicado por The New York Times Juan Carlos Bonilla conoció el informe que vincula a policías con el asesinato de Landaverde.

VER MÁS FOTOS
Juan Carlos 'Tigre' Bonilla se ofreció para declarar ante las autoridades.
Juan Carlos 'Tigre' Bonilla se ofreció para declarar ante las autoridades.

Tegucigalpa, Honduras

El informe publicado por el diario The New York Times asegura que Juan Carlos, el Tigre, Bonilla recibió y envió copias y órdenes de la Secretaría de Seguridad, dirigida entonces por el ministro Pompeyo Bonilla, de los documentos que implicaban a sus compañeros en los asesinatos del general Julián Arístides González y el analista de seguridad Alfredo Landaverde y los señalaban como miembros del cartel del Atlántico.

Vía teléfono desde Bogotá, adonde está al frente de un puesto diplomático, afirmó que está molesto por haber sido mencionado en la publicación detallada del informe realizado por la unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional.

“Yo no quisiera que mi silencio se malinterprete, y si en algún momento la autoridad competente me llama para rendir alguna declaración sobre el conocimiento que tengo del informe publicado en medios nacionales y norteamericanos, me presentaré como un hombre respetuoso de las leyes y con la documentación pertinente”, aseguró Bonilla.

El exdirector de la Policía hondureña dijo que no dará detalles a ningún medio de comunicación.

“No es mi estilo formar parte de una red mediática que no sé dónde tiene sus orígenes y que definitivamente me molesta profundamente saber de que aparece mi nombre en una situación en la cual se vincula de que uno ha tenido conocimiento de ese caso”.

Según los documentos que publicó el The New York Times el pasado viernes 15 de abril, Bonilla y el exministro de Seguridad Pompeyo Bonilla sí conocieron el informe que vincula a policías con el asesinato de Landaverde.

“Las mentiras son mentiras y no se pueden sostener, la verdad prevalecerá, el país por lo general vive en una cultura de manipulación y el chisme, y donde me citen iré y presentaré la documentación requerida”.

Sobre qué sabía del informe, dijo: “Todo eso lo diré, lo documentaré, cuando sea llamado como testigo por la autoridad competente. No puedo estar diciendo cosas en un medio de comunicación”.

Y agregó: “Mi estructura de mando no fue cuestionada, ni será cuestionada porque por la iluminación de Dios seleccioné a la mejor gente que yo creía que podía rendir cuentas y rendir servicios de actitud y transparencia a la ciudadanía”, aseguró.

Sobre las medidas emprendidas contra los altos mandos policiales que aparecen en informe sobre crímenes, el Tigre Bonilla dijo que “a todo lo que se haga bajo el marco de la ley, nadie debe oponerse”.

Bonilla funge desde abril de 2014 como agregado policial en la Embajada de Honduras en Bogotá.

El exdirector de la Policía fue designado en el servicio exterior por el presidente Porfirio Lobo por presuntas amenazas contra su integridad a consecuencia de las acciones implementadas al interior de la institución armada.