Los Valle se reorganizan y siguen operando en Copán: DLCN

El cartel de Los Valle, según la Policía, ahora utilizan más la ruta marítima para trasegar droga a EUA.

Miguel Arnulfo Valle montando uno de sus caballos en la mansión adonde albergó al “Chapo” Guzmán.

La Entrada, Copán, Honduras.

Las operaciones del cartel de los Valle -socios directos de Joaquín el Chapo Guzmán- siguen activas. Lejos de resquebrarse con la salida del juego de sus líderes Miguel Arnulfo y Luis Alonso Valle, ya extraditados a Estados Unidos, se ha fortalecido aunque con dificultades internas.

“El cartel de los Valle está en operaciones, los familiares han tomado las riendas de la organización y siguen en los negocios ilícitos”, aseguró un agente de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN).

Las autoridades aseguran que el reacomodamiento ha generado estiras y encoges dentro de la estructura, donde han aflorado las pugnas internas entre Reinerio Valle, el hermano prófugo del clan, y los hijos de Digna y de Arnulfo Valle.

NuevosLideres(1024x768)
Nuevos líderes del cartel: Reinerio Valle Valle, hermano de extraditados y Stanley Ortega Valle, hijo de Digna Valle.



“Mientras la estructura perciba ingresos, los Valle tendrán la capacidad de mantener sus equipos, quedaron con contactos y han cambiado sus modos de operar intensificando ahora las rutas marítimas”, reveló un agente del Sistema Estratégico de Recolección, Cotejamiento, Análisis y Archivo de Información (Sercaa) de la Policía Nacional.

De acuerdo a informes del Departamento de Estado, los activos de los Valle Valle se calculan por un valor de 10 millones de dólares, sin embargo, en Copán las estimaciones son mayores.

Luego que los hermanos fueran señalados como narcotraficantes por Estados Unidos y que les decomisaran 11 millones de dólares en octubre de 2014 durante el operativo de captura, se conoció que habrían escondido en un túnel alrededor de 500 millones de dólares. El dinero aparentemente no ha sido encontrado.

jf valle1 220615(1024x768)
Los hermanos Miguel Arnulfo, Luis Alonso y José Inocente Valle Valle fueron extraditados a Estados Unidos.

Alianzas armoniosas

La sociedad de tantos años entre los Valle y el Chapo les garantizó recíprocamente protección y libertad dentro de su territorio.

Los hermanos Valle parecían tener suficiente influencia y poder para interactuar directamente con los representantes del cartel de Sinaloa en Copán.

Según informes de Inteligencia de las Fuerzas Armadas y de la DLCN, el grupo también desarrolló alianzas con algunas personas de El Paraíso, Copán.

Ambos grupos establecieron reglas y operaron respetando cada quien sus territorios en el corredor fronterizo con Guatemala.

Los informes de Inteligencia aseguran que tanto los Valle como las personas de El Paraíso hospedaron en varias ocasiones a los representantes del cartel de Sinaloa que llegaban de México.

Pero los Valle se asociaron con otros grupos que se ubicaban en las fronteras de Guatemala y México y Honduras y El Salvador.

Los Valle fueron pieza clave dentro de la estructura que a lo largo de Centroamérica levantó el Chapo Guzmán, al grado que las visitas de este a Copán se volvieron frecuentes.

Según personas ligadas al clan de los Valle, Copán resultó el escondite ideal para Guzmán.

Los Valle, de la noche a la mañana crearon un imperio y se volvieron intocables.

“Ellos se movían con sus propias escoltas adonde querían, a la hora que querían y nadie los detenía porque tenían poder”, dijo Julián Pacheco, ministro de Seguridad.LC copan 210715(1024x768)

Nexos con salvadoreños

Los hermanos copanecos mantuvieron una relación de trabajo durante cinco años con el famoso transportista salvadoreño Ernesto Jorge Ulloa Sibrián, alias Repollo, quien también ha sido vinculado al cartel de Sinaloa.

En esa sociedad con Ulloa, los Valle enviaban cargamentos de droga hacia El Salvador. En una de esas transacciones fueron capturados infraganti Glendys Herminia Cuestas Valle, prima de los Valle, Miguel Ángel Espinoza López, Willian Eulises Vargas Reyes y Anael Antonio Chávez Guevara (salvadoreño).

Su plan se fue abajo cuando estaba por concretarse la entrega de 295 kilos de cocaína en un sitio montañoso cercano a la aldea San Francisco de Sumpul, municipio de Sinuapa, Ocotepeque.

La droga -según los investigadores- estaba oculta en el carro en el que viajaban los hombres.

En la operación se allanó la vivienda de Raúl Arita Santos, quien resultó muerto en un tiroteo al momento de la intervención.

Ulloa Sibrián había pactado con los Valle que podrían quedarse con la droga de mejor calidad.

Sube violencia en 2015. Si en 2012 las cifras de violencia colocaban a Copán como uno de los departamentos más violentos de Honduras, con una tasa de 104.7 homicidios por cada cien mil habitantes, el descenso en las cifras se reflejó en 2013, cuando la tasa de homicidios publicadas por el Observatorio de la Violencia ubicaba a Copán con 61.9%, una baja considerable de un 50%.

Pero el 2015, esa tasa se ha elevado en cinco puntos.

Según los analistas en seguridad, esto se debe a las luchas internas que surgieron entre los grupos de narcotraficantes tras la captura de los Valle y Don H.

“El cartel de los Valle y otros que fueron desarticulados se quedaron con suficientes recursos para reorganizarse y diseñaron nuevas operaciones como reclutamiento de personas, lo que significa que los carteles sufrieron una fragmentación y se redefinieron”, explicó Arabesca Sánchez, experta en seguridad.

Al seguir activo el cartel de los Valle, el trasiego de droga continúa bajo nuevos esquemas, con nuevas cabezas, pero siempre para el mismo cartel: el de Sinaloa.

“Quedan las redes familiares de la estructura que no fue tocada ni apresada y que a pesar que los líderes son encarcelados, pueden seguir operando. Ellos son los que diseñan nuevos planes.

Los Valle se quedaron con suficientes recursos para redefinirse y siguen operando”, finalizó Sánchez.

La Prensa