Un 50 por ciento de la población tiene mora

El municipio de Choloma no llegó a la meta de recaudar 20 millones de lempiras en impuestos por el pago de bienes inmuebles. Sólo colectaron 13 millones.

El municipio de Choloma no llegó a la meta de recaudar 20 millones de lempiras en impuestos por el pago de bienes inmuebles. Sólo colectaron 13 millones.

La jefa del departamento de Morosidad municipal, Elena Espinal, informó que “lamentablemente no llegamos a la meta que teníamos, pero la amnistía tributaría aún no termina, le damos plazo al contribuyente para que pueda pagar sin recargos e intereses”.

En agosto hubo afluencia de personas pagando impuestos y muchos ciudadanos se pusieron al día. Espinal informó que el 50 por ciento de la población de Choloma está morosa en impuestos; sin embargo, no maneja cifra a cuánto asciende la deuda.

“La amnistía tributaría consiste en que el contribuyente puede pagar años anteriores sin recargo de intereses, los morosos tiene derecho hacer un convenio de pago sin intereses hasta un plazo máximo de seis meses con el 30 por ciento de prima sobre la cantidad adeudada, si no hay prima no hay convenio”, explicó Espinal.

El departamento de Morosidad Municipal está implementado nuevas medidas para recobrar el pago de los impuestos, como enviar los requerimientos de cobro. Cinco empleados realizan el trabajo de llevar dos requerimientos y en el tercero se pasa la cuenta de asesoría legal para que hagan los procesos debidos.

“La municipalidad puede proceder legalmente contra las personas que tiene deudas millonarias, son muchos los que no se abocan a realizar el pago de impuestos y que no se interesan por llegar a un acuerdo de pago”.

La funcionaria agregó que tienen un problema con los dueños de solares baldíos, “porque los registros que tenemos de propietarios han vendido sus propiedades y no sabemos a quién realizarle los cobros porque no los podemos ubicar”.

La alcaldía cuenta con gestores de cobro que llegan hasta las empresas para realizar los cobros a domicilio a los contribuyentes.

En el municipio las empresas son las que más son puntuales en el pago de los impuestos, la mora es más por personas naturales.

“Estamos implementado un call center que contara con cinco líneas telefónicas fijas, para estar llamando al contribuyente que está atrasado, esperamos que esta nueva medida nos dé resultado”. Las personas que tienen morosidad millonaria son los que menos se acercan a la municipalidad.

El ciudadano José Maximiliano Santos dijo que cada año paga más impuestos y el dinero no lo devuelven en obras. “Soy pobre pero trato de pagar a tiempo para que no me cobren multas, los ricos no pagan y les perdonan las deudas”.

La Prensa