Marcio Sánchez, fotógrafo hondureño de la AP gana premio Pulitzer

Los Premios Pulitzer reconocen algunos de los trabajos periodísticos más importantes del año.

Él es Marcio Sánchez, quien recientemente puso muy en alto a Honduras al ganar un Pulitzer.
Él es Marcio Sánchez, quien recientemente puso muy en alto a Honduras al ganar un Pulitzer.

Estados Unidos.

La reconocida agencia de noticias The Associated Press en Estados Unidos, ganó ayer viernes una serie de premios Pulitzer de fotografía por su cobertura durante dos importantes eventos: protestas sobre injusticia racial y el costo del coronavirus en los ancianos, en uno de ellos resultó condecorado el hondureño Marcio José Sánchez.

Marcio fue uno de los fotógrafos que capturó el drama y la cruda emoción de las protestas que sacudieron las ciudades estadounidenses después de la muerte en mayo de 2020 de George Floyd, un hombre afroestadounidense asesinado por un oficial de policía de Minneapolis.

La fotografía con la que resultó galardonado el catracho hace referencia a un manifestante que se esconde debajo de una barrera mientras los oficiales federales liberan gas lacrimógeno durante una protesta de Black Lives Matter, en el Palacio de Justicia de los Estados Unidos Mark O. Hatfield, el 29 de julio de 2020, en Portland, Oregon.

Horas después del reconocimiento, el portal informativo Our Esquina publicó un artículo sobre el hondureño, recordando que nueve años después de emigrar de Honduras, Marcio Sánchez estaba en la Universidad Estatal de San José cuando su ciudad adoptiva estalló en disturbios civiles. Al mirar la cobertura de los disturbios de 1992 en Los Ángeles, Sánchez tomó sus cámaras y saltó a su destartalado Volkswagen de 1972 con la intención de conducir a casa para cubrir los disturbios.

Sánchez nunca llegó a Los Ángeles para cubrir los disturbios de 1992, se puso a trabajar inmediatamente cerca del campus después de que estallaron disturbios y saqueos en San José. Tenía una foto de seis columnas en la portada del periódico de su escuela al día siguiente, asegurando clips que lo llevaron a su primera pasantía en el periódico.

marcio 2(1024x768)
Esta fotografía tomada por el hondureño Marcio Sánchez lo llevó a ganarse el Pulitzer.

"El cielo es el límite en este país, eso es lo que quiero que otros inmigrantes vean en esto, que estar en Estados Unidos significa que puedes alcanzar cualquier meta, incluso si está más allá de sus expectativas puede hacerlo ", exclamó el hondureño.

Marta Sánchez se sentó frente a la computadora portátil de su hijo y aplaudió suavemente tres veces después de que se anunciara el viernes el premio Pulitzer a la fotografía de noticias de última hora.

Habían pasado 38 años desde que ella y su difunto esposo Marcio Sánchez Sr. dejaron su natal Honduras y se establecieron en el vecindario de clase trabajadora de Lynwood, California, entre Compton y Watts.

Marcio José no sabía nada de inglés cuando se inscribió en Hosler Junior High, adyacente a Lynwood Park, donde años más tarde los prodigios del tenis Venus y Serena Williams practicarían en las canchas de la ciudad.

Su dominio del idioma inglés creció en Lynwood High unos años después de que el fundador de Death Row Records, Suge Knight, protagonizara el equipo de fútbol de la escuela.

Comenzó a tomar clases de fotografía en Lynwood High cuando era estudiante de tercer año, Sánchez encontró su vocación en el último año de la escuela secundaria gracias a la querida maestra de inglés Janet Sampson.

El difunto Sampson pidió a los estudiantes que escribieran un informe sobre una carrera ligada a algo que aman, fue entonces cuando Marcio Sánchez investigó carreras en fotografía y así aprendió sobre el fotoperiodismo, exactamente en la biblioteca pública de Lynwood.

Unos meses más tarde, él y su familia fueron al Desfile de las Rosas de 1988 en Pasadena, llegaron alrededor de las 4:00 am para asegurarse un buen lugar, Marcio Sánchez miró a un fotógrafo con una cámara colgando de cada hombro.

El rostro del fotógrafo está grabado en su memoria más de 33 años después: hombre blanco, joven, salmonete, chaleco de fotos bronceado, vestía jean y cámara en cada hombro.

“Fue entonces cuando lo supe, fue entonces cuando dije, eso es lo que quiero hacer, eso es lo que me puso en una sola pista hacia el fotoperiodismo", añadió el hondureño.

Sánchez fue una de las muchas personas que dijeron que su foto sería una ganadora del premio Pulitzer después de que la viera.

Marcio Sánchez Sr. murió en 2015, pero el joven Marcio se consuela al saber que su padre se habría sentido tan orgulloso. “Este premio trasciende cualquier cultura o país”, dijo Marcio José.

Marcio sintió la presencia de su padre cuando abrazó a su madre y lloró. Recordó todos los sacrificios que hicieron sus padres para que él y sus hermanos pudieran estar en Estados Unidos.

Marcio recuerda lo que dijo la leyenda del baloncesto LeBron James en una conferencia de prensa que cubrió después de que James encontró un graffiti racista en su casa en Los Ángeles. Recuerda que la estrella de los Lakers dijo que estadísticamente ni siquiera se suponía que él estaría allí teniendo ese éxito y esa plataforma, así que la superestrella insistió en que un "pequeño grafiti racista" no iba a derribarlo.

"Es un gran honor ganar estos premios Pulitzer de fotografía, un verdadero testimonio del talento y la dedicación de los fotoperiodistas de AP. Estos fotógrafos contaron las historias del año a través de imágenes notables e inolvidables que resonaron en todo el mundo", comentó el presidente y director ejecutivo de AP, Gary Pruitt.












La Prensa