Copeco decreta alerta amarilla durante 72 horas en el Valle de Sula

Las lluvias incrementarán los niveles de los ríos Ulúa y Chamelecón.

Se esperan precipitaciones y tormentas con actividad eléctrica en la región.
Se esperan precipitaciones y tormentas con actividad eléctrica en la región.

Tegucigalpa, Honduras.

La Secretaría de Estado en los Despachos de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco) emitió este viernes un comunicado en que decreta alerta amarilla en el Valle de Sula durante 72 horas, a consecuencia de las tormentas que caen sobre la región y ponen en riesgo a comunidades aledañas a los ríos Ulúa y Chamelecón.

En tanto, Copeco informó que, según las predicciones de los sistemas metereológicos del Estado, las lluvias incrementarán los niveles de los ríos en mención, que atraviesan el valle, en el norte de Honduras.

El informe describe que, a partir de este viernes, a las 6:00 pm., se presentarán altas precipitaciones en los municipios del Valle de Sula y aledaños. 18 municipios conforman el valle, uno de los más productivos, por agricultura e industria, de Honduras. En la región viven más de 2 millones de hondureños.

Durante las tormentas tropicales Eta e Iota, en noviembre de 2020, está región del país fue la más afectada por el embate de los vientos y las inundaciones. Miles de familias quedaron a la deriva, sin hogar y cientos de hondureños perdieron la vida. Los ríos Chamelecón y Ulúa, que nacen en occidente, arrastraron escrombros e insuitados niveles de agua que inundaron las zonas bajas y no bajas de los municipios de Cortés, Santa Bárbara y Yoro.

Durante los próximos tres días, producto de la convergencia de vientos y humedad, especialmente en la región occidental de Honduras (Copán, Lempira, Ocotepeque y Santa Baárbara), se producirá inestabilidad atmosférica, precipitaciones y algunas tormentas eléctricas, según lo informado por Copeco.

El Centro Nacional de Estudios Atmosféricos y Sísmicos (Cenaos) refiere que el Valle de Sula es la zona más vulnerable del país, por los efectos derivados de los desbordamientos de los ríos antes mencionados y otros secundarios. Los bordos de contención de estos fueron destruidos y el agua convirtió cientos de parcelas de terreno en interminables lagunas.

En tanto, las precipataciones máximas se registrarán, durante los tres días, en Choluteca, sur de Honduras, con 60 milímetros de lluvia. En Intibucá, Copán y Lempira serán de 50 milímetros, mientras que en Santa Bárbara, Comayagua y Francisco Morazán de 40 milímetros.

Las lluvias de este jueves en la región y, especialmente en occidente, elevaron los niveles del Ulúa y Chamelecón. Esto provocó desbordes del Ulúa, por ejemplo, en El Progreso, Yoro. En el sector sampedrano de Chamelecón, uno de los más azotados por las tormentas de 2020, se registraron inundaciones.

La Prensa