Crecida del río Ulúa deja incomunicadas fincas 10 y 11 en El Progreso

Desde noviembre, tras el paso de Eta y Iota, unos 1,500 metros de bordo quedaron destruidos; llegaron las lluvias y los bordos no han sido reparados.

Un pequeño vado fue construido por los mismos vecinos de Finca 10 y Finca 11, pero las lluvias destruyeron una parte anoche.
Un pequeño vado fue construido por los mismos vecinos de Finca 10 y Finca 11, pero las lluvias destruyeron una parte anoche.

El Progreso.

Preocupados se encuentran los pobladores de las aldeas Finca 10 y Finca 11 de El Progreso, Yoro, pues la temporada de lluvias apenas inicia y estos sectores ya resultaron afectados.

En los pasados dos días se registraron fuertes lluvias, provocando una leve crecida en el caudal del río Ulúa y que dejó incomunicadas las zonas. El problema de esta situación se centra en que los bordos, que sucumbieron en noviembre de 2020 con el paso de las tormentas Eta y Iota, aún no han sido reparados.

De hecho, fueron los mismos pobladores de las fincas 10 y 11 que se unieron para reparar un pequeño vado que une a sus comunidades, ya que el gobierno "ha hecho oídos sordos" y "no se ha preocupado" por la reparación de los bordos, dijo Nahúm Oviedo, presidente del patronato de Finca 11.

El pasado 25 de mayo, los vecinos de estas zonas construyeron el paso con una pequeña plancha de cemento, pero las lluvias lavaron la tierra, por lo que tuvieron que colocar tablas para cruzar de un lato a otro. Asimismo, comenzaron a tirar piedras para rellenar el hueco y rehabilitar el puente.

Bordo2.2(1024x768)
"Causa malestar que el gobierno haga creer que han hecho obras", lamentó un poblador de Finca 11.

Anoche se vivieron momentos de angustia en fincas 10 y 11 y hasta sintieron los fantasmas de Eta y Iota, por lo que muchas personas abandonaron sus casas y buscaron refugio.

"La mayoría de personas no han regresado desde noviembre porque se sienten vulnerables. Hemos hecho gestiones con el gobierno, pero las autoridades han hecho oídos sordos. No sabemos cuánto tiempo continuaremos en esta zozobra", dijo a LA PRENSA Nahúm Oviedo.

Agregó que sus vecinos se encuentran molestos, ya que las autoridades gubernamentales dicen que los bordos "estaban listos", pero la situación real es otra.

"Necesitamos pronta reparación de bordos, aunque sabemos que estamos fuera de tiempo porque las lluvias ya están encima. Así como está esta zona (con lodillo), la maquinaria es dificil de que pueda operar", acotó el dirigente.

"Causa malestar que el gobierno haga creer que han hecho obras", añadió.

La Prensa