Honduras lamenta nueva escalada violenta entre Israel y Palestina

El país centroamericano condenó los "ataques terroristas al territorio del Estado de Israel, en especial su capital, Jerusalén".

Fueron más de 250 los cohetes lanzados entre el lunes y martes desde la franja.
Fueron más de 250 los cohetes lanzados entre el lunes y martes desde la franja. /

Tegucigalpa, Honduras.

El Gobierno de Honduras lamentó este martes la escalada violenta entre israelíes y palestinos, que ya deja víctimas mortales en ambos bandos, porque pone en riesgo la paz en el mundo.

En un comunicado emitido por la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, el país centroamericano condenó los "ataques terroristas al territorio del Estado de Israel, en especial su capital, Jerusalén".

"Honduras, como Estado pacifista suscriptor de la Carta de las Naciones Unidas, lamenta el derramamiento de sangre en esta nueva escalada violenta que pone en riesgo la paz en esa región y el mundo", señala el documento oficial.

VIDEO: movimiento Hamás dispara 130 cohetes contra Tel Aviv; Israel repele ataque con drones

El Gobierno hondureño, que encabeza el presidente Juan Orlando Hernández, hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que "por los medios establecidos, necesarios y oportunos, se aliente al respeto de la autodeterminación de los pueblos y al derecho de vivir en paz".

El canciller de Honduras, Lisandro Rosales, dijo que Israel "merece vivir en paz" y condenó los constantes ataques contra los israelíes.

"Israel merece vivir en paz en su tierra ancestral, nuestra condena a la hostilidad terrorista que ataca permanentemente su territorio, en especial su capital, Jerusalén. Lamentamos las víctimas y nos solidarizamos con sus familias. Oramos por La Paz de Jerusalén", indicó Rosales en su cuenta de Twitter.

Hasta el momento, 26 palestinos y 2 adultos israelíes han muerto en una de las peores escaladas desde 2019, tras el intenso disparo de cohetes hacia Israel por parte de los grupos islamistas Hamás y Yihad Islámica.

Nueve de las víctimas israelíes eran niños y todos fueron enterrados en la Franja de Gaza, donde hoy algunos edificios quedaron reducidos a escombros tras casi 24 horas de intercambio de fuego entre las milicias del enclave y el Ejército israelí.

El Ministerio de Sanidad gazatí responsabiliza a Israel de los ataques, pero testigos señalan que alrededor de una decena de las muertes se debieron al lanzamiento fallido de dos cohetes desde Gaza que cayeron en viviendas familiares.

Fueron más de 250 los cohetes lanzados entre el lunes y martes desde la franja, mientras que el Ejército israelí respondió con más de 140 bombardeos de represalia, incluyendo ataques selectivos contra miembros de alto rango de milicias palestinas y que, según un portavoz militar, dejaron hasta ahora un saldo de 15 milicianos muertos.

Las cifras de heridos aumentan con el pasar de las horas y ya son más de 120 las personas que debieron ser atendidas en Gaza, aunque la mayoría en estado leve o moderado.

La Prensa