Aplican 1,483 dosis de Sputnik V en primer día de vacunación

Este viernes continuarán con la aplicación hasta completar las tres dosis recibidas.

Con el 25 % se inmunizará al personal de salud pendiente de vacunación y con el 75% a médicos independientes, jubilados y personal médico no público.
Con el 25 % se inmunizará al personal de salud pendiente de vacunación y con el 75% a médicos independientes, jubilados y personal médico no público.

Tegucigalpa, Honduras.

Exactamente 1,483 dosis de vacuna contra la covid-19 se aplicaron ayer jueves a trabajadores de la salud públicos y no públicos pendientes por inmunizar de las tres regiones priorizadas.

En el Distrito Central aplicaron 1,060 dosis a trabajadores públicos y no públicos, 300 en San Pedro Sula y 123 en Olancho, para ser un total de 1,483 dosis de la vacuna Sputnik V, del fabricante Gamaleya.

Esta vacuna fue distribuida a las regiones y se priorizaron epidemiológicamente debido a altas tasas de incidencia, mortalidad y letalidad debido al virus.

Este viernes se continua con la aplicación hasta completar las 3,000 de las 6,000 dosis gestionadas con con el Instituto de Investigación Gamaleya y el Ministerio de Salud de la Federación de Rusia.

El esquema de vacunación de Sputnik V es de dos dosis: una al primer contacto y la segunda 21 días después. Debe haber un intervalo mínimo de 14 días entre la administración de esta vacuna y cualquier otra vacuna contra otras enfermedades.

La vacuna Sputnik V tiene una efectividad del 91.6% 14 días después de la segunda dosis, siendo la eficacia estimada después de la primera dosis de 73%.

Las reacciones adversas más frecuentes: dolor, enrojecimiento e inflamación en el sitio de la vacuna, escalofríos, fiebre, dolor en articulaciones, dolor muscular, malestar general y dolor de cabeza las cuales son de corta duración, detalló el funcionario.

Los trabadores de la salud que presenten siguientes condiciones: embarazos, mujeres en periodo de lactancia, inmunocomprometidos y con enfermedades autoinmunes, requiere prescripción médica previo a la vacunación.

La Prensa