En 50% está avanzada la canalización de ríos en Omoa tras devastación de Eta y Iota

Los trabajos se realizan en los ríos Tegucigalpita, Idelfonso y Cholulo para proteger de nuevas inundaciones a varias comunidades.

Este es un paso importante para que las lluvias que vengan ya no afecten como sí ocurrió durante el paso de Eta y Iota.
Este es un paso importante para que las lluvias que vengan ya no afecten como sí ocurrió durante el paso de Eta y Iota.

Omoa, Cortés.

Los trabajos de canalización de los ríos Tegucigalpita, Idelfonso y Cholulo se encuentran avanzados en un 50% luego de que se desbordaran y provocaran tragedias en comunidades costeras de Omoa durante el paso de las tormentas Eta y Iota.

Con la canalización de los ríos, aldeas como Potrerillos, Cuyamelito, Corinto, Brisas de Omoa, San Carlos y Tegucigalpita estarían protegidas para no sufrir nuevamente el embate de estos fenómenos naturales.

Rodrigo Pineda, ingeniero encargado de la Operación "No están solos" en dicho municipio costero, expresó que “los trabajos de canalización se realizan desde el 22 de enero y ya se encuentran avanzados en más de un 50%”.

Lea: Honduras: capacitarán a 6,000 Mipymes con nuevo programa de formación

“Estamos comprometidos con todas estas familias para mejorar y terminar esta obra, por lo cual hemos destinado excavadoras, retroexcavadoras y volquetas”, explicó.

“Estamos realizando esta canalización de los ríos Tegucigalpita, Idelfonso y Cholulo para mitigar los desbordamientos y azolvamiento que tuvieron durante las tormentas Eta, Iota y los recientes frentes fríos”, agregó Pineda. El ingeniero encargado insistió en que “el objetivo es mejorar los caudales de estos ríos para que estas seis comunidades aledañas no corran riesgo durante las lluvias que se avecinan”.

Además: Carlos Madero: "Estamos en arreglos finales con Pfizer y Sputnik"

Wendy Quiroz, vicepresidente del patronato de la aldea Potrerillos, manifestó que "como comunidad de Potrerillos y Cuyamelito, que es nuestro vecino, estábamos bien expuestos a que cualquier lluvia nos afectara nuestras casas".

Donaldo Ordóñez, secretario del patronato de la aldea Tegucigalpita, una de las más dañadas de Omoa por las inundaciones, dijo que "aquí durante años hemos estado abandonados, pero que bueno que se están tomando estas acciones".

La Prensa