Damnificados en albergues urgen de colchonetas y medicamentos

En SPS hay 108 refugios adonde permanecen unas 30,794 personas. Directores de los centros educativos dicen que no están recibiendo ayuda de Copeco ni de la Municipalidad.

En la escuela Alaniz Lagos hay 450 personas (100 familias), la mayor parte son habitantes de la Rivera Hernández, Planeta y un porcentaje de La Lima. Fotos: Yoseph Amaya
En la escuela Alaniz Lagos hay 450 personas (100 familias), la mayor parte son habitantes de la Rivera Hernández, Planeta y un porcentaje de La Lima. Fotos: Yoseph Amaya

SAN PEDRO SULA.

Unas cobijas viejas que recogió de entre los escombros de su casa son las que Alba Girón utiliza para dormir con su hija de seis años en el albergue de la escuela Alex Edgardo Alaniz Lagos, en donde están desde hace dos semanas.

Relató que los primeros días tuvo que dormir en el suelo, soportando frío por las noches, mientras que a su pequeña la acostaba sobre su pecho; pero días después de que bajaran las inundaciones en Asentamientos Humanos, colonia donde reside, pudo rescatar las cameras que en este momento son su cama.

“La niña se me enfermó del pecho y todavía sigue un poco mal. Aquí es verdad que no nos ha faltado comida y gracias a Dios tenemos un techo donde estar, pero necesitamos colchonetas por lo menos para que los niños duerman”, imploró la angustiada madre.

km-albergues-191120 (1)(800x600)
Aquí se encuentra Enrique López, quien necesita un colchón porque está en silla de ruedas.

Enrique López, damnificado de la colonia 6 de Mayo en la misma escuela, presenta un problema en la columna desde hace cuatro años, por lo que depende de una silla de ruedas. El joven indicó que por su condición no puede dormir en el suelo, pero debido a que con las inundaciones perdió todo no le ha quedado de otra que pasar sus noches entre el suelo y su silla.

“Yo tengo tornillos en la columna, es muy incómodo y doloroso dormir en el piso. Le pido a alguien de buen corazón que por favor me ayuden un colchón por lo menos, si fuera así, mi teléfono es 9495-6660”, suplicó López.

El clamor de estos sampedranos es el mismo que tienen miles de damnificados y evacuados que permanecen en los refugios temporales, quienes hacen un llamado a las autoridades para que lleguen a entregar colchas, medicamentos, ropa y leche para bebés.

km-albergues-191120 (5)(800x600)
“Estoy preocupada por mis hijas, no saben de mí. Están en el salvador y no sé cómo comunicarme”: María Irene Aguilar, damnificada

Micaela Bonilla, afectada por las inundaciones, está en el centro educativo Jacinto Meza, de la colonia Amistad, procedente de La Lima, indicó que necesita leche y pañales desechables para sus hijos de 2 y 4 años.

Agregó que además requieren de medicamentos para la gripe y la diarrea, porque en el albergue hay varios infantes con estas enfermedades.

Walter Henríquez, director de la Jacinto Meza, lamentó el nulo apoyo prestado por Copeco, y aseguró que la institución no hizo más que ayudar con el transporte de los evacuados; sin embargo, la alimentación y demás necesidades de las 48 familias que están en el lugar corren por cuenta de los vecinos de la comunidad.

Refugios saturados

Datos de Copeco y del Comité de Emergencia Municipal (Codem) indican que en San Pedro Sula hay habilitados 108 albergues, en los que se encuentran unas 30,794 personas.

Las autoridades dan a conocer que los centros disponibles ya están llenos, por lo que analizan la apertura de nuevos lugares.

María Antonia Rivera, designada presidencial, informó ayer en conferencia de prensa que el Instituto Nacional de Formación Profesional (Infop) será habilitado como albergue para alojar a 400 personas.

La funcionaria refirió que el sitio comenzó a ser acondicionado con los requerimientos necesarios para recibir a los damnificados.

km-albergues-191120 (3)(800x600)
Los niños aprovechan algunos espacios dentro de los refugios para jugar y olvidar por un rato la situación que viven.
La Prensa