Incomunicada Santa Bárbara por destrucción de carreteras

Tramos carreteros quedaron destruidos, viviendas en barrios y aldeas fueron arrasadas por las corrientes. Hay miles de damnificados por los daños.

La carretera en Petoa quedó destruida y se interrumpió el paso en vehículo. Aldeas completas fueron destruidas por la crecidas de quebradas y alud de tierra. Los damnificados en albergues necesitan ayuda.
La carretera en Petoa quedó destruida y se interrumpió el paso en vehículo. Aldeas completas fueron destruidas por la crecidas de quebradas y alud de tierra. Los damnificados en albergues necesitan ayuda. / Fotos: Amcar Izaguirre

SANTA BÁRBARA.

“Cuarenta años de vivir en la misma casa, donde tenía mi negocio del cual vivía y ayer en la madrugada una quebrada arrasó con todo”, relataba Trinidad Gómez Rápalo (de 63 años), quien con tristeza miraba un pedazo de pared con una ventana que quedó de su hogar.

La casa de tía Trini, como es conocida, fue destruida por la quebrada Cacaulapa en la comunidad de Los Baditos en Petoa, Santa Bárbara, que también se llevó las propiedades donde vivían sus hijas y sus vecinos.

Sin acceso
1- De San Pedro Sula no se puede llegar a Santa Bárbara, pues por la carretera de occidente está bloqueado el paso en la zona de Petoa.

2- Por la CA-5 no hay paso en Pimienta, por la crecida del río Ulúa, por lo que de San Pedro Sula no se puede llegar a Santa Bárbara.

3- El único acceso que tienen ahora es por Pito Solo para los que van de Taulabé o Santa Cruz.

Entre las 2:00 y 3:00 am de ayer la quebrada Cacaulapa desató su furia y se llevó 50 casas que estaban a la orilla de la carretera que conduce a Santa Bárbara.

Los habitantes de Los Baditos estaban confiados porque la tormenta Eta había dañados algunos de sus patios, pero esta vez estuvieron a punto de perder hasta sus vidas.

Las fuertes corrientes de la quebrada terminaron de destruir unos 300 metros de carretera en el barrio Los Manguitos, por lo que ahora no pueden pasar vehículo para las demás zonas de Santa Bárbara.

10,000
Personas damnificadas han quedado en las zonas afectadas de Santa Bárbara donde están sufriendo por las inundaciones y deslizamientos de montañas que destruyeron sus casas

La tormenta tropical Eta, que dejó destrucción desde el 5 de noviembre, había dañado varios tramos carreteros, pero Iota terminó de destruirlos e incomunicar varios municipios de Santa Bárbara.

Dilcia Fidelina Morales, vicealcaldesa de Petoa, indicó que desde Eta ya tenían 500 personas albergadas y ahora con Iota es el doble de personas damnificadas, porque perdieron hasta sus casas.

Indicó que los daños son incalculables porque quedaron incomunicados y deben buscar cómo ayudar a muchas familias, entre ellos niños y mujeres.

400
casas destruidas en Santa Bárbara y sus habitantes ahora están en albergues donde necesitan alimentos y ayudas humanitarias

Las autoridades municipales estaban levantando ayer un censo de las personas afectadas, mientras otros grupos preparaban algo de comida para llevarles.

Al ver la necesidad, personas vecinas de Pueblo Nuevo y Petoa también prepararon alimentos para regalarles, pero fueron insuficientes ante la gran cantidad de necesitados.

Doña Mirtala Hernández contó que a la hora que creció la quebrada quiso tirarse para ir a salvar a sus hijas, pero lograron salir. Su familia perdió sus pertenencias y la fuerte corriente de la quebrada Cacaulapa destruyó la casa y ahora están alojados en viviendas de vecinos que se han solidarizado, en una escuela y una iglesia de Los Baditos.

“Quedé en la calle, yo alquilaba, pagaba 700 lempiras, ahora solo quiero que alguien me ayude aunque sea con láminas de zinc para tener un techo y hacer una media casita en el cerro”, clamó doña Mirtala.

rr santabarbara 191120 16(800x600)

Incomunicados

De San Pedro Sula por la carretera a occidente no se puede llegar a Santa Bárbara, pues el paso quedó destruido entre Los Manguitos y Las Peñitas de Petoa.

Los habitantes de los municipios de Trinidad e Ilama tampoco pueden salir de sus comunidades, pues hay daños en las carreteras e inundaciones.

También están incomunicados pobladores de La Unión, La 20, El Tigre y Concepción del Norte por las inundaciones en Chinda. En la ciudad de Santa Barbara, el río Cececapa se desbordó e inundó el barrio El Junquillo y destruyó viviendas.

Las lluvias provocaron también derrumbes en varias comunidades donde también el tendido eléctrico sufrió daños y desde la noche del martes quedaron sin energía eléctrica.

Otro de los municipios incomunicados es San Francisco de Ojuera por daños causados en un puente de acceso.

rr santabarbara 191120 18(800x600)

En la aldea Las Quebradas en el sector de Laureles, en la carretera que conduce al municipio de Las Vegas, el agua y los deslizamientos acabaron con 70 viviendas y solo quedó en pie una escuela.

Los habitantes habían sido evacuados desde la tarde del martes por las autoridades municipales que ahora consideran que ha quedado inhabitable.

El río Chamelecón también causó inundaciones en la carretera de Ilama dejando incomunicadas varias comunidades así como el centro penitenciario conocido como El Pozo.

En otras aldeas afectadas como Aguacatales y La Cuesta, sus habitantes están en albergues, pues sus casas fueron derribadas por un alud de tierra.

El coordinador departamental de Copeco, José Luis Pineda, informó que los municipios de Ilama, Chinda, Petoa, San Luis, Azacualpa, Protección y Las Vegas están incomunicados y algunos tienen severos daños.

Indicó que solo han tenido comunicación con municipios del cono sur, pues en los demás no hay energía ni señal de celular para comunicarse.

Los municipios que habían sido golpeados por Eta volvieron a sufrir el fuerte impacto de Iota y eso ha dejado más destrucción.

Pineda dijo que ayer trabajaron en restablecer el paso de algunas carreteras donde hubo árboles caídos y derrumbes y están tratando de llegar a las zonas afectadas para llevar alimentos.

Muchos de los pobladores lograron salir de sus viviendas y eso permitió que no hubiesen víctimas mortales.

rr santabarbara 191120 10(800x600)
La Prensa