Fonac: en albergues no hay suministro permanente de agua y saneamiento básico

El Foro Nacional de Convergencia también denunció que en los albergues tampoco cumplen con las medidas de bioseguridad a sabiendas del COVID-19.

Los procesos de evacuación a albergues se podrían ampliar en los próximos días. Imagen de archivo
Los procesos de evacuación a albergues se podrían ampliar en los próximos días. Imagen de archivo

Tegucigalpa, Honduras.

Luego de realizar veeduría social en diferentes albergues que acogen a damnificados por las tormentas tropicales Eta e Iota, el Foro Nacional de Convergencia (Fonac) denunció que en en dicho sitios no se respetan las medidas de bioseguridad necesarias para evitar el contagio del COVID-19 ni existe un permanente y sostenible servicio de agua potable y saneamiento básico.

omar.416(800x600)
Omar Rivera, secretario del Fonac

Omar Rivera, secretario ejecutivo del Fonac, reveló que entre los hallazgos obtenidos en las acciones de auditoría social realizados en diferentes municipios del país, se evidenció que “muchos de los que permanecen temporalmente en los albergues no utilizan mascarillas, no mantienen el suficiente distanciamiento social y habitualmente no tienen la posibilidad de lavarse las manos con agua y jabón”.

“Las posibilidades que se contagie la gente en estos albergues es enorme, y por lo tanto, los gobiernos municipales y las autoridades de salud deben tomar decisiones de inmediato, los riesgos son enormes porque no existe mayor control en hacer respetar las medidas de bioseguridad para bloquear el contagio del COVID-19", agregó.

Lea también: Estado y sector construcción firman convenio sobre infraestructura vial dañada por Iota y Eta

Rivera Pacheco hizo hincapié que muchos ciudadanos no usan los cubrebocas, otros pasan juntos sin respetar el distanciamiento pertinente, y lo que es peor, no existe autoridad que los obligue a hacerlo em esos recintos de emergencia”.

También apuntó que en muchos centros educativos y centros comunales en los cuales están ubicados estos albergues, no existen servicios sanitarios en buen estado ni suministro permanente de agua potable en tubería, mucho menos eficientes servicios de saneamiento básico y tratamientos de aguas residuales, por lo que existe la amenaza de enfermedades infecciosas y gastrointestinales.

Dato
Según reporte del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager), alrededor de 71,000 personas han sido albergadas debido al paso de Iota por el territorio nacional.

“Las autoridades gubernamentales deben atender este asunto de inmediato, pues es un problema casi generalizado en todos los albergues. Debe garantizarse que los albergados tengan un lugar seguro donde lavarse las manos con agua y jabón, donde bañarse y donde hacer sus necesidades fisiológicas”, recomendó.

El dirigente de la sociedad civil también sugirió que recursos humanos, médicos y enfermeras que habitualmente atienden en triajes municipales, brigadas médicas y equipos de respuesta rápida al nuevo coronavirus, se desplacen a los albergues a hacer un tamizado con pruebas rápidas, PCR, diagnóstico clínico y dispensación de tratamiento ambulatorio de medicamentos para atajar en la base a muchos de los que están en riesgo de ser contagiados.

albergues 2.1(1024x768)
Muchos de los damnificados por las inundaciones fueron trasladados a albergues.

Finalmente, pidió a las municipalidades y el gobierno central coordinar de mejor forma el suministro sostenible de alimentos a los damnificados ubicados en los albergues, ya que en la actualidad existe un importante aporte de iglesias y organizaciones no gubernamentales, que de manera espontánea han colaborado, sin embargo, es predecible que al pasar los días ese apoyo disminuya o se interrumpa, es allí cuando aplica el deber del Estado para garantizar que el que no tenga techo y alimento siga recibiéndolo.

Además: Finanzas transfiere fondos a los 298 municipios para atender crisis por Iota

Días atrás, la ministra de la Secretaría de Salud, Alba Consuelo Flores, aseguró que se está brindando atención médica integral para captar pacientes sospechosos de COVID- 19 y controlar la propagación del virus en los más de 300 albergues.

Flores explicó que estaban trabajando para dar una respuesta a través de las brigadas médicas a sectores afectados con los más de 4,000 recursos contratados ante esta emergencia.

Además, afirmó que estaban entregando medicamentos e insumos de bioseguridad a las personas albergadas, además de realizar pruebas de antígeno porque "no debemos olvidar que estamos ante una emergencia por la COVID- 19, sin embargo, también se está tratando de detectar otro tipo de enfermedades que se pueden presentar con las inundaciones.

.

La Prensa