Honduras es el país que más energía pierde en Centroamérica

Según EEH, se pierden 19 millones de lempiras al día por fraude y robo de energía.

Un técnico de EEH revisa un medidor de energía.
Un técnico de EEH revisa un medidor de energía.

TEGUCIGALPA.

Honduras sigue reportando el mayor porcentaje de pérdidas de energía con relación a los países de la región.

De acuerdo con un informe de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), las pérdidas por robo de energía y otras circunstancias en Honduras se ubicaron en un 37.8%, las más altas de la región.

Honduras está muy por encima de Nicaragua, que según la Cepal, reporta un nivel de pérdidas de 21.20%, le siguen Panamá con 13.70%, El Salvador con 13.50%, Guatemala con 13.30% y Costa Rica con 10.90%.

Vamos a apuntar muy pronto los que están haciendo uso indebido y de manera fraudulenta el servicio.

Ricardo Roa, gerente de EEH

El Gobierno de Honduras suscribió con la Empresa Energía Honduras (EEH) un contrato para la recuperación de pérdidas de la Enee; pero se cuestiona que a la fecha la empresa no ha logrado reducirlas en claro incumplimiento del acuerdo.

Medidas

Ricardo Roa, gerente general de EEH, reconoció que el nivel de pérdidas es alto; pero indicó que han iniciado acercamientos con la institucionalidad, las entidades y las autoridades involucradas con la penalización y judicialización de fraude de energía en el país.

“Esto es de los investigadores del Departamento de Policía de Investigación, los jueces, los fiscales y las autoridades competentes. Más de 60 representantes estuvieron reunidos conociendo de nosotros y de primera mano la información sobre el tamaño del fraude de energía en el país y sus repercusiones económicas y de seguridad para el sector eléctrico”, explicó Roa.

Pena
Por fraude y robo de electricidad, la ley tipifica una pena entre tres y cinco años de prisión.

Agregó que hubo un intercambio de información con estas instituciones para la tipificación del fraude de energía, la afectación y la alteración al sistema eléctrico que está establecido en el Código Penal hondureño, en particular, en los artículos 369 y 189 y 191.

“El impacto es tan grande para el país, al año se pierden 7,000 millones en pérdidas de energía, eso representa una cifra cercana a los 19 millones de lempiras diarios que se están robando por concepto del fraude de energía”, justificó Roa.

Reconoció que prácticamente la mitad de estas pérdidas las asumen los usuarios de servicio de energía en el país, pagando, obviamente a través de la tarifa y un porcentaje importante, ya sea pérdida de energía que están asumiendo.

El ejecutivo dijo que prácticamente es un cáncer que ha venido haciendo metástasis ya en el país, y sobre el cua las instituciones del sector justicia han manifestado su mejor disposición y voluntad para acompañar en el combate de este flagelo.

perdidasene(800x600)
La Prensa