Funerarias en Honduras piden que los dejen reabrir para no “morir”

Los entierros se hacen en su mayoría el mismo día del fallecimiento de las personas

Funerarias protestan para pedir que los dejen trabajar.
Funerarias protestan para pedir que los dejen trabajar. /

Tegucigalpa, Honduras.

La Asociación de Funerarias de Honduras sacó ayer sus carrozas fúnebres a las calles en protesta porque el Gobierno no les permite abrir varios de sus servicios desde marzo, a causa de la pandemia de covid-19, lo que podría llevar literalmente a la “muerte” a varias empresas.


“La situación del sector funerario es triste porque tenemos prácticamente 180 días de encierro”, dijo el presidente de la Asociación de Funerarias de Honduras, Edwin Lanza, al recordar el confinamiento decretado por el Gobierno por la pandemia, que ya ha dejado más de 2,000 muertos y cerca de 70,000 contagiados en el país.

LEA: 19 maestros del año reciben la "Orden Dionisio de Herrera" en Honduras

Agregó que el Gobierno no les permitió exponer sus propuestas ante la pandemia, sino que “se nos cerró de una manera abrupta, dejándonos limitados, algunas operando en un 30%”. El entierro de las personas fallecidas desde mediados de marzo ha sido rápido, sin tiempo para velatorio, ni preparación de cadáveres.

La Prensa