Congreso de Honduras aprueba Ley de uso obligatorio de mascarillas

Además, la Ley contempla la aplicación de protocolos de bioseguridad; empresas deberán proporcionar mascarillas para todos sus empleados.

La ley aprobada por el Congreso Nacional manda básicamente al uso obligatorio de mascarillas en cualquier lugar o establecimiento público o privado en el que concentren más de cinco (5) personas para cualquier actividad.
La ley aprobada por el Congreso Nacional manda básicamente al uso obligatorio de mascarillas en cualquier lugar o establecimiento público o privado en el que concentren más de cinco (5) personas para cualquier actividad.

Tegucigalpa.

El Congreso Nacional de Honduras aprobó este jueves en sesión virtual la Ley de Uso Obligatorio de Mascarillas y Aplicación de Protocolos de Bioseguridad, con la que se busca minimizar el riesgo de contagio y propagación del coronavirus COVID-19 en el país.

La ley aprobada por el Congreso Nacional manda básicamente al uso obligatorio de mascarillas en cualquier lugar o establecimiento público o privado en el que concentren más de cinco (5) personas para cualquier actividad.

La normativa recalca y especifica los siguientes establecimientos: De educación pre básica, básica, media y de educación superior; de salud, públicos y privados; centros comerciales, hoteles, farmacias y demás establecimientos similares de libre acceso al público; puertos y aeropuertos; iglesias; cines, discotecas, bares, restaurantes, casinos de juego y actividades similares.



Además, establecimientos donde se fabriquen, procesen, depositen o manipulen productos, medicamentos o alimentos; lugares de trabajo; establecimientos deportivos destinados al público como gimnasios o estadios con excepción de los deportistas mientras dure la práctica del deporte; y los asilos de personas adultos mayores.

Quien no cumpla el uso obligatorio de mascarillas se les aplicará una multa de doscientos Lempiras (L200.00) o la obligación de realizar trabajos comunitarios por seis horas, la primera vez, y se le dotará de una mascarilla por parte del Gobierno.

De igual forma, los establecimientos, industrias o actividades comerciales, religiosas o deportivas señaladas deberán contar con la autorización del Poder Ejecutivo a través del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) para su funcionamiento.



Todos los establecimientos estarán obligados a aplicar y cumplir con los protocolos de bioseguridad aprobados por el Poder Ejecutivo, para garantizar la salud de los trabajadores.

La Prensa