Sigue latente amenaza contra periodistas en Honduras

El Colegio de Periodistas pide que despenalicen la difamación y calumnia.

El presidente del CPH, Dagoberto Rodríguez, espera que el Congreso atienda la solicitud gremial.
El presidente del CPH, Dagoberto Rodríguez, espera que el Congreso atienda la solicitud gremial.

Tegucigalpa, Honduras

La amenaza contra la libertad de prensa sigue siendo latente pese a que el Congreso Nacional reformó los delitos contra el honor.

En el Colegio de Periodistas de Honduras (CPH) aseguran que la derogatoria viene en consonancia con lo que habían solicitado, pero cuestionan que la amenaza sigue latente para los reporteros.

“Si se trata de una reforma que solo exonera a dueños, directores y jefes de redacción de medios de comunicación, es evidente que la amenaza siempre sigue latente para los reporteros y comunicadores”, expresó Dagoberto Rodríguez, presidente del CPH.

Aseguró que como gremio siguen esperando que se tome en cuenta la propuesta de despenalizar los delitos contra el honor, antes de que concluya la vacatio legis del Código Penal el 10 de mayo.

El juez de sentencia Mario Díaz es de la opinión de que esta reforma no debió darse porque los dueños y directores están libres de responsabilidad penal por cualquier delito por nota de periodistas.

El togado se manifestó a favor de que los delitos contra el honor sean tratados por la vía civil.

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, dijo en la sesión del miércoles que siguen vigentes los delitos de calumnia y difamación y estos no se pueden derogar y pasar al fuero civil, como lo demanda el Colegio de Periodistas de Honduras, porque no “ha logrado el consenso”.

Los artículos

El miércoles, el Congreso Nacional eliminó el artículo 28 de la nueva normativa penal, referente a la responsabilidad ascendente por delitos cometidos por periodistas.

También eliminó el artículo 153 de la nueva normativa que libera de responsabilidad penal a altos jerarcas militares y policías en la violación de derechos humanos.

El juez Díaz expresó que las reformas a una ley que se hacen de manera improvisada son por respuesta a intereses políticos.

La Prensa