Cedeño, el municipio que el mar se traga en Honduras

El incremento del nivel del mar y los fuertes oleajes registrados anteriormente mantienen en zozobra a los habitantes de Cedeño.

El municipio de Cedeño se ha visto afectado por marejadas, consecuencia del cambio climatico.
El municipio de Cedeño se ha visto afectado por marejadas, consecuencia del cambio climatico.

Cedeño, Choluteca.

Cedeño es un municipio muy reconocido por sus bellas playas ubicadas en el departamento de Choluteca, zona sur de Honduras. Sin embargo, algo impactante y preocupante está ocurriendo desde hace algunos años.

Con al menos 7,000 habitantes, Cedeño se ha visto afectado por un fenómeno producido por el calentamiento global: el mar se está comiendo la costa a un ritmo de un metro y 22 centímetros cada año, de acuerdo a un informe de expertos en cambio climático de Naciones Unidas (IPCC) a Diario El País (España).

Según relatos, muchas viviendas que alguna vez estuvieron en cuarta línea de playa, hoy en día, sus techos y balcones asoman del agua, tal como si hubiesen sido construidos en medio del mar.

LEA: Todo listo para el Festival del Chocolate en el Lago de Yojoa

Conforme al Índice de Riesgo Climático (IRC) que elabora cada año Germanwatch -una organización alemana cuya labor se centra en la mitigación y adaptación al cambio climático- en la última década Honduras fue el segundo país más afectado por huracanes, tormentas e inundaciones y el futuro no parece mejorar a gran escala.

“Nos advirtieron que nuestros nietos no tendrían pueblo, pero nunca imaginé que yo misma lo vería desaparecer”, relata doña Alejandrina a El País, quien hace algunos meses perdió una de sus propiedades debido al fuerte impacto de la marea en tierra firme.

Los restos de una casa que fue destruida a la orilla de la playa. Foto: El País.

Alarma por calentamiento global

Pobladores de la zona comentan que el pueblo ha perdido cuatro calles en los último 30 años, incluyendo un amplio número de casas, seis hoteles, cuatro salas de fiesta,un centro comunal, oficinas de Hondutel y ya casi se suma a la lista un centro educativo.

Además de tragarse parte del pueblo, las incesantes olas han desplazado la pesca, han dañado los manglares y también la salinidad de los pozos, lo cual repercute en la economía y estabilidad de los pobladores.

En general, el nivel de los océanos subió 1,7 mm por año en el siglo pasado y, según el IPCC de la Organización de las Naciones Unidas, los océanos podrían subir hasta 74 cm al final de este siglo, incluso podría llegar a un metro.

La investigación más exhaustiva indica que la tasa media de erosión en la playa de Cedeño es de 1.22 metros cada año y se estima que en los próximos 20 años, el 16% del municipio quedará bajo las aguas del Pacífico.

“La situación es alarmante, tanto la subida del nivel del mar como las sequías están provocando emigración, pobreza y enfermedades más prolongadas como el dengue” expresó Enoc Reyes, de la oficina de Cambio Climático de Honduras, a EL PAÍS.

Sumado a esta problemática, la degradación costera provocada por los criaderos de camarones para la exportación hacia Estados Unidos y Europa, ha destrozado amplias franjas de manglar dentro de zonas naturales protegidas.

La Prensa