Un 45% del bosque de pino en riesgo por el gorgojo

El ICF tiene cuadrillas de control distribuidas en los departamentos más afectados por este insecto.Solo en enero se detectaron 188 brotes en árboles dañados por el gorgojo.

El gorgojo descortezador tiene el tamaño de un grano de arroz. Fotos: Andro Rodríguez
El gorgojo descortezador tiene el tamaño de un grano de arroz. Fotos: Andro Rodríguez

TEGUCIGALPA.

Según monitoreos del Instituto Nacional de Conservación Forestal (ICF), un 45% del ecosistema de bosque de pino es susceptible al ataque del gorgojo descortezador.

La situación se debe a que en los últimos dos años no ha llovido como se esperaba y esto hace que los árboles entren en un estado de “estrés hídrico”, lo que significa que no tienen suficiente humedad para producir resina, siendo esta la que evita que los insectos ataquen los árboles.

“Nuestro deber es que no se convierta en plaga, por eso cada brote detectado, brote que es combatido, tenemos incidencia de que en Olancho la cantidad va aumentando, pero se están tomando todas las medidas del caso”, dijo Marco Antonio Espinoza, jefe del ICF en Francisco Morazán. En enero se reportaron 188 brotes en árboles.

Entre 1958 y 1962 se perdió más de un millón de hectáreas de bosque de pino en todo el territorio nacional.

El gorgojo descortezador es un insecto del tamaño de un grano de arroz que siempre ha habitado en los árboles, por lo que “no es cierto que avionetas han rociado en los bosques del país”, según el ingeniero forestal Óscar Oquelí.

“El animalito se da cuenta cuando los árboles están débiles, que es cuando no hay periodos de lluvia constantes, estos insectos se comunican a través de feromonas, las hembras empiezan a atacar y luego llaman a los machos y se empiezan a reproducir”, dijo Oquelí.Se debe tomar en cuenta que se trata de una sequía prolongada que viene desde 2018, por eso los árboles se ven más debilitados.

Solo en Francisco Morazán se dieron 209 brotes pequeños de gorgojo en 2019, estos fueron controlados por el ICF.

“Se estaba diciendo que podría ser un año (fenómeno) Niño, pero aún no está confirmado, y de darse, podría ser catastrófico por los incendios forestales y el gorgojo del pino”, advirtió el experto.

Una de las soluciones para estas plagas sería la fumigación con insecticida mediante avionetas, pero estas han sido descartadas porque no solo se acabaría con el gorgojo, sino también con la vida silvestre del bosque, quedando en riesgo que el insecticida llegue a las cuencas de agua, lo que significa que se estaría envenenando el vital líquido.

Se comenzaron a tomar las medidas más factibles que son cortar y dejar o cortar, apilar y quemar, estas quedan a consideración para ver qué tipo de gorgojo de los dos que existen es el que está atacando.

gc-gorgojo-020220 (3)(800x600)

Más afectados

En torno al número de brotes, los departamentos de El Paraíso, Intibucá, Olancho y Francisco Morazán son los que mayor afectación reportan. Los municipios más perjudicados son Gualaco, La Esperanza, Yamaranguila y Lepaterique, en este último toda la población ha colaborado para que se puedan plantar casi cuatro millones de árboles.

Una de las medidas para la recuperación del bosque, que se ha perdido en los últimos años por el gorgojo, es la capacitación de agricultores y pobladores de parte del ICF para que sepan diferenciar los árboles que podrían estar siendo afectados por el gorgojo y los reporten para cortarlos.

En el brote de 2014, en La Mosquitia no hubo afectación a pesar de que es donde más bosque de pino existe, se supone que por la dirección del viento lo transportó al centro del territorio hondureño dejando libre esa zona. El ICF tiene cuadrillas de control distribuidas en El Paraíso, Francisco Morazán, Comayagua, Santa Bárbara, Olancho, Intibucá y Lempira.

LC gorogojo 020220(800x600)

ICF capacita a comunidades afectadas por la plaga del gorgojo en Comayagua

COMAYAGUA. Con el objetivo de emprender actividades de protección y conservación de las diferentes áreas afectadas por la plaga del gorgojo en Honduras, las autoridades del Instituto de Conservación Forestal (ICF) capacitaron a líderes del municipio de Comayagua.

El proyecto contempla diferentes actividades como la instalación de viveros, producción de plantas, protección y prevención de incendios forestales y actividades de vigilancia.

En la jornada de capacitación estuvieron presentes representantes de las comunidades de La Palma, Potrero Cerrado, El Zorzal, La Guacamaya, Las Marías y Agua Zarca. “En estas actividades involucramos a las comunidades afectadas por la plaga del gorgojo”, explicó Martha Mayes, jefe del Departamento Municipal Ambiental.

gc gorgojoVINCU 020220(800x600)
La Prensa