Seis menores y dos adultos resultan con lesiones por manipular pólvora

Al menos a tres menores les amputaron varios dedos de manos.

Momento en que el menor de Santa Cruz de Yojoa era trasladado al hospital Mario Rivas por manipular pólvora.
Momento en que el menor de Santa Cruz de Yojoa era trasladado al hospital Mario Rivas por manipular pólvora.

SAN PEDRO SULA. A pesar de las campañas para evitar que menores resulten quemados por manipular artefactos hechos con pólvora, cada año durante las festividades se reportan en los hospitales públicos niños con lesiones provocadas por cohetes.

La manipulación de pólvora dejó a seis menores y dos adultos con quemaduras durante las festividades navideñas, conforme los reportes de los hospitales.

En la madrugada de Navidad en Tegucigalpa, un muchacho de 14 años perdió tres dedos de la mano derecha al estallarle un cohete conocido como cebolla. Las autoridades del Hospital Materno Infantil indicaron que el niño tenía también una fractura en la mano.

LEA: Incendio en bodega de pólvora genera pánico en Comayagüela

Horas más tarde ingresó en el centro asistencial un niño de 11 años, trasladado de Danlí, El Paraíso, luego que un cohete le explotara en la mano. A ambos menores se les amputó varios dedos.

Producto de la manipulación de pólvora al menos tres personas perdieron dedos de las manos y otro está a punto de quedar ciego.

El hospital Mario Rivas de San Pedro Sula ingresó a dos menores y dos adulto quemados con lesiones en las manos y cara. El primero fue un niño de 14 años procedente de Tegucigalpita, Omoa, resultó con fracturas graves en el dedo anular y meñique de la mano derecha debido a la explosión de un mortero.

El segundo ingreso fue un hombre de 25 años residente de San Pedro Sula, llegó al centro asistencial con quemaduras de segundo grado en la mano derecha causadas por pólvora; las autoridades del hospital indicaron que el paciente se retiró del centro asistencial minutos después de ser atendido.

Al tercer paciente, un hombre de 27 años que fue trasladado de Omoa, la explosión de una bomba le provocó un trauma en el ojo derecho, los doctores informaron que no perdió el ojo.

Elementos del Cuerpo de Bomberos de Santa Cruz de Yojoa trasladaron la mañana de ayer al hospital Mario Rivas a un niño de ocho años, al que le amputaron la mano derecha porque le reventó un explosivo.

Llamado

El doctor Carlos Flores, cirujano del Hospital Escuela, dijo que los padres de familia deben tomar conciencia y no dejar que los niños manipulen artefactos hechos con pólvora.

Sépalo
1-Desde que se iniciaron las festividades hasta la fecha se reportan 15 personas quemadas por la manipulación de pólvora.
2-Más de L3 millones en pólvora se ha decomisado donde es prohibida la venta de explosivos.

“La pólvora no produce quemaduras, lo que produce son amputaciones de las extremidades superiores, a la mayoría de los niños que ingresaron en los hospitales se les amputó los dedos de las manos”.

Otros dos niños fueron hospitalizados en la zona noroccidental. En Santa Rosa de Copán, un niño de ocho años sufrió quemaduras considerables en la mano izquierda al manipular un volcán la noche del 24 de diciembre.

quemadosantabarbara(800x600)
Joven de 17 años fue llevado al hospital de Santa Bárbara.

Según los familiares, el niño es procedente del barrio San Martín y comentaron que este se encontraba con otras personas cuando se acercó para manipular un volcancito, pero el artefacto explotó y quemó la manga de la camisa del pequeño, lo cual provocó lesiones en el antebrazo.

Los padres lo llevaron al hospital de occidente, adonde recibe asistencia médica.

Un joven de 17 años, originario de San José, Lempira, ingresó la noche del 24 en el Hospital de Santa Bárbara Integrado con lesiones en la mano derecha.

Los doctores dan a conocer que el adolescente perdió tres dedos al estallarle un mortero.En 2018 se cerró con 75 personas quemadas por utilizar productos hechos con pólvora.

La Prensa