Trasladan a 42 reos a nuevo módulo de máxima seguridad en El Porvenir

“La Leonera” fue construida como un anexo del Centro Penal de El Porvenir, en el Valle de Siria, Francisco Morazán.

VER MÁS FOTOS
Los privados de libertad trasladados son miembros de maras, pandillas y bandas criminales.
Los privados de libertad trasladados son miembros de maras, pandillas y bandas criminales.

Tegucigalpa, Honduras.

Autoridades del Instituto Nacional Penitenciario trasladaron este martes a 42 privados de libertad a un nuevo módulo de máxima seguridad en la cárcel de El Porvenir, Francisco Morazán.

El traslado de los reos, entre ellos pandilleros y miembros de bandas criminales, significó la inauguración del módulo “La Leonera” en el centro penitenciario que está ubicado en el valle de Siria.

El inicio del operativo fue tenso, ya que los primeros inquilinos de “La Leonera” intentaron esconderse entre el resto de los privados de libertad para evitar ser trasladados.

LEA: Detienen a policías penitenciarios por supuestamente intentar ingresar granadas a La Tolva

Los sujetos que fueron movidos al nuevo módulo fueron extraídos de la Penitenciaria Nacional de Támara (PNT), (30); y los establecimientos de Choluteca (9), Tela, Atlántida (1); Ilama, Santa Bárbara (1), y (1) del mismo establecimiento de “Siria”.

El traslado fue apoyado por la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina).

Así es por fuera "La Leonera".

Sobre “La Leonera”

El nuevo módulo de máxima seguridad llamado “La Leonera” fue construido como un anexo del Centro Penal de El Porvenir, en el Valle de Siria, Francisco Morazán. Tiene capacidad para albergar a 120 privados de libertad, quienes permanecerán bajo vigilancia las 24 horas del día por medio de las cámaras instaladas en cada módulo, en sus alrededores, incluyendo el espacio construido para que tomen la hora del sol.

Cada celda cuenta con sanitario de acero inoxidable, las puertas son de acero, con candados codificado.

LEA: Las dos cárceles de máxima seguridad de Honduras son trampas mortales

German McNiel, subdirector del INP, indicó que para realizar el traslado de estas personas se revisó el expediente criminológico y se hizo el análisis con el apoyo de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP), quienes también recomendaron las personas que debían ser envidas a un centro de máxima seguridad.

Cabe mencionar que más de 2,500 miembros de maras, pandillas y de bandas de crimen organizado permanecen recluidos en centros penitenciarios de máxima seguridad.

Los reos fueron revisados con escáneres para comprobar que no transportaban algo ilegal en sus cuerpos.