Entrevista e informe, claves en la sentencia de Tony Hernández

Oficial de Probatoria entrevistará al acusado ante sus abogados en los próximos 30 días para recomendar al juez Kevin Castel la sentencia que podría imponerse al condenado.

La sentencia contra Tony Hernández será el 17 de enero de 2020.
La sentencia contra Tony Hernández será el 17 de enero de 2020.

TEGUCIGALPA.

Tras el veredicto de culpabilidad por cuatro delitos de narcotráfico en una corte federal de Nueva York, al exdiputado hondureño Juan Antonio (Tony) Hernández le espera un proceso que incluye entrevista e informe para que el juez Kevin Castel haga las valoraciones antes que emita la sentencia el 17 de enero de 2020.

Las reglas federales establecen que la sentencia debe dictarse 90 días después que el jurado emitió el veredicto.

Para decretar la pena, que puede ser de cadena perpetua, el juez debe calcular el rango aplicable de pautas de sentencia.

Estas están contenidas en una tabla que valora tanto el nivel del delito (offense level) y la categoría de los antecedentes penales. Una vez que el juez los determina, consulta la tabla para obtener el rango de sentencia aplicable. El rango se expresa en meses.

LEA: Tony Hernández es declarado culpable en corte de Nueva York

Pero antes, un oficial del Departamento de Probatoria preparará un informe previo (PSR por sus siglas en inglés).

Para este informe, el oficial hará una entrevista a Tony Hernández, hermano del presidente Juan Orlando Hernández, con la presencia de su abogado. Esto debe ocurrir en estos 30 días después del veredicto.

Experto. José Tercero Midence explica el proceso que se sigue antes de la audiencia de sentencia contra Juan Antonio Hernández.

Se le preguntará por el historial familiar, educación, empleo, salud física, mental, conducta delictiva, antecedentes penales y finanzas.

Puede incluir conversar con algún pariente para verificar la información.

Con esos elementos, el oficial enviará la versión final del PSR al juez, con una recomendación en cuanto a la sentencia. Pero es el juez y no el fiscal o el oficial del Departamento de Probatoria, quien decide cuál será la sentencia.

Hernández fue encontrado culpable de los delitos de tráfico de drogas, con una pena entre 10 años y cadena perpetua. El segundo delito es el de uso de armas para el tráfico de cocaína, con una pena de cadena perpetua; portación de armas, de 10 años a cadena perpetua, y falso testimonio, con una pena máxima de cinco años.

Desde el fallo de culpabilidad, se sigue el proceso preparatorio a la sentencia, donde se entrevistará a Tony Hernández de acuerdo con las pautas que establece el manual de sentencia y que el juez tomará como guía.Cortesía Univisión.

Pauta

Para José Tercero Midence, abogado hondureño residente en Estados Unidos, el manual de guías da la pauta de las condenas.

“Si las personas son condenadas por tráfico de drogas y conspiración basado en el informe y en base a la tabla y manual de guía, así será la sentencia.

Si el oficial no escribe, por ejemplo, que la persona colaboró altamente con ellos y que hay un arrepentimiento, es casi seguro que se aplique las penas establecidas por los delitos. En este caso, puede ser enviado a la prisión en Florence, en Colorado, donde estuvo Juan Ramón Matta”, dijo Midence.

Pero el manual establece que el juez puede recomendar al Despacho de Prisiones a qué cárcel enviará al condenado. Se puede considerar esa recomendación, pero en la mayoría de casos, el juez recomienda la prisión en base a la peligrosidad del acusado y en otras busca instalaciones cercanas a la familia. “Quien decide la seguridad, visitas y condiciones, es el director de la cárcel y el abogado federal de la prisión.

Los que han sido condenados por los mismos delitos, tienen como norma 23 horas en cárcel sin salir y una hora si quiere el oficial de probación y el oficial de prisión, que salgan por una hora. Si no, tendrán que estar las 24 horas”, explicó Midence.

Según el experto, en estos casos no importa lo que diga Derechos Humanos, esas son las reglas que se aplican en caso que sea enviado a una de estas prisiones, donde solo una ventana de la prisión es de unos cinco centímetros de largo por ancho y que desde el interior, sólo logran ver hacia el cielo.

El 17 de enero, el juez Castel dará a Tony Hernández la oportunidad de hablar antes de imponer sentencia, esa es la regla.

En algunos casos, muchos acusados deciden escribir al juez antes de ser sentenciados. Estas cartas no son enviadas directamente al juez, sino que al abogado defensor, quien, a su vez, se las reenvía al juez. Falta ver que ocurre en el caso de Tony Hernández.

El proceso después del veredicto

1-Primeros 30 días.Terminado el juicio, un oficial del Departamento de Probatoria debe hacer una entrevista al condenado que le sirve para preparar un informe. Esa entrevista debe hacerla en los primeros 30 días después del veredicto.

2-Prepara informe.Con la entrevista hecha a Tony Hernández y, si lo considera necesario, a sus parientes, el oficial del Departamento de Probatoria prepara el informe y lo manda con una recomendación de pena.

3-Juez recibe informe.El juez analiza el informe y la recomendación y define las penas que él anunciará a Hernández el 17 de enero en la audiencia final del juicio. En el informe se incluye si hay expresiones de arrepentimiento del procesado.

4-Lectura de sentencia.El 17 de enero, concluidos 90 días a partir del veredicto, el juez dará oportunidad a Tony Hernández de hablar antes de anunciarle la sentencia que en este caso puede ser desde 30 años, si la sentencia es concurrente, a prisión de por vida.

La Prensa