Más noticias

México comienza a deportar a migrantes cubanos a Honduras

El canciller hondureño Lisandro Rosales confirmó que el acuerdo migratorio no ha entrado en su fase de implementación Una misión del DHS arriba la otra semana al país.

Seguridad. México ha redoblado su presencia militar en la frontera para frenar el alto flujo de migrantes a EEUU. Foto: Andro Rodríguez
Seguridad. México ha redoblado su presencia militar en la frontera para frenar el alto flujo de migrantes a EEUU. Foto: Andro Rodríguez

TEGUCIGALPA.

Pese a que el acuerdo migratorio suscrito por Honduras y Estados Unidos el pasado 25 de septiembre en Nueva York, aún no ha entrado en su fase de implementación, las autoridades migratorias mexicanas comenzaron a deportar a suelo hondureño a cientos de ciudadanos cubanos que llegan a sus fronteras solicitando asilo para ingresar a territorio estadounidense.

Hondureños y organizaciones de protección a los migrantes que se encuentran en la ciudad fronteriza de Juárez denunciaron a LA PRENSA que en la última semana los funcionarios migratorios de ese país están deteniendo y enviando a territorio hondureño a todos los cubanos que llegan hasta ese municipio solicitando su estatus de asilado para entrar a los EEUU.

Sobre este extremo, LA PRENSA consultó al Instituto Nacional de Migración (INM), pero no fue posible obtener una declaración de su directora Carolina Menjívar, ya que se informó que se encontraba fuera del país en diligencias de su cargo.

Acuerdo

El pacto suscrito entre los dos países el 25 de septiembre anterior obliga a Honduras a recibir u “hospedar” a migrantes, especialmente cubanos y nicaraguenses, que sean referidos por Estados Unidos y no podrá devolverlos, deportarlos, ni removerlos hasta que sus casos de asilo sean resueltos por las autoridades federales estadounidenses.

Acuerdos
El acuerdo de tercer país seguro se gestó en agosto pasado en una visita a Washington del presidente Juan Orlando Hernández.

El pacto migratorio o de tercer país seguro, que excluye la deportación desde aquel país a los nacionales hondureños, establece que ambos estados “deben proporcionar protección a los refugiados elegibles que están físicamente presentes en sus respectivos territorios de acuerdo con sus respectivas obligaciones bajo la Convención de Ginebra 1951, sobre el Estatuto de Refugiados y del Protocolo sobre el Estatuto de los Refugiados firmado en Nueva York en enero de 1967.

El acuerdo además estipula que Honduras deberá garantizar que los migrantes que crucen su territorio o jurisdicción tengan acceso a una petición de asilo, y otorgarles un proceso completo y justo.

Asimismo, se compromete a facilitarles un procedimiento para resolver cada caso de acuerdo con su derecho interno y obligaciones internacionales.

Principales puntos del pacto de “país seguro”
1-El acuerdo estipula que Honduras no podrá devolver ni deportar a los migrantes que le envíe EEUU y que se encuentran en proceso de asilo (menos ciudadanos hondureños), con base a obligaciones internacionales suscritas por ambos países.
2- EEUU referirá a Honduras a todos los migrantes adultos y menores no acompañados (cubanos y nicaragüenses) que sean detenidos en sus puntos aduaneros y fronterizos. Honduras garantizará que los migrantes tengan acceso a una petición de asilo.
3-Para garantizar que los migrantes cubanos y nicaragüenses que buscan asilo en Estados Unidos sean protegidos, el Gobierno de Honduras no devolverá ni deportará a un solicitante de asilo enviado por la oficina de migración del país norteamericano.

En su parte toral, el pacto migratorio, asimismo, establece que Honduras acogerá a todos lo niños no acompañados cubanos y nicaragüenses que intenten ingresar a su territorio por sus diferentes fronteras o puestos aduaneros.

El acuerdo ha generado preocupación en organismos de derechos humanos y de protección a los migrantes porque sostienen que Honduras no cuenta con la infraestructura logística ni los recursos económicos para acoger por un buen tiempo a los cubanos y nicaragüenses que sean devueltos por las autoridades migratorias estadounidenses.

Implementación. En una comunicación con este diario, el canciller Lisandro Rosales, confirmó que desconocía este extremo, y aclaró que México todavía no puede trasladar a ciudadanos cubanos a Honduras porque el acuerdo no ha entrado en su fase de implementación.

Rosales indicó que está previsto que la próxima semana arribe al país una misión oficial del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU (DHS por sus siglas en inglés) para comenzar ultimar los detalles del acuerdo y después de eso deberán pasar unos 60 días para comenzar su implementación.

Cientos de cubanos esperan asilo

TEGUCIGALPA. Cientos de cubanos se encuentran varados desde hace meses en varias ciudades fronterizas de México y Estados Unidos debido a la negativa de las autoridades de concederles salvoconductos que les permitan atravesar México para pedir asilo en suelo estadounidense.

Tapachula, en Chiapas, y Ciudad Juárez en el estado de Chihuahua, son dos de las ciudades mexicanas en las que se encuentran pernoctando decenas de cubanos a la espera que les resuelvan sus peticiones de asilo, lo cual ya lleva varios meses.

Se informó que de no resolverse su situación migratoria, la mayoría de migrantes serán enviados a suelo hondureño para que desde ahí esperen la resolución de sus solicitudes de asilo ante EEUU.
Honduras estima que más 50,000 cubanos atravesaron su territorio en los últimos años.