Regresan al país 129 hondureños que esperaban asilo en EEUU

En México hay más de 40 mil migrantes, de los cuales aproximadamente 17 mil son hondureños, informó Casa Presidencial de Honduras.

Un grupo de hondureños llegó este lunes vía aérea a Honduras.
Un grupo de hondureños llegó este lunes vía aérea a Honduras.

Tegucigalpa, Honduras.

El 20 de julio pasado Santos Carranza salió de su natal Yoro junto a su esposa y dos hijos con la ilusión de comenzar una nueva vida en Estados Unidos.

El hondureño emigró al país de Norteamérica de forma ilegal, sin embargo la realidad fue otra. Tras un camino de riesgos y sufrimiento se topó con la difícil situación de estar detenido, mientras esperaba por la respuesta del asilo que solicitó a EEUU.

La familia Carranza forma parte del primer grupo de 129 hondureños que, tras solicitar asilo en Estados Unidos, decidieron retornar de forma voluntaria a Honduras, informó en un comunicado la Casa Presidencial hondureña.

Los hondureños regresaron a Honduras en un avión que salió de México, país que ha instalado varios campamentos en la frontera con EEUU para albergar a miles de migrantes de diferentes partes del mundo, que por disposición de las autoridades estadounidenses deben esperar respuesta a su solicitud de asilo en tierra azteca.

Actualmente, en México hay más de 40 mil migrantes, de los cuales aproximadamente 17 mil son hondureños, que esperan en los puntos fronterizos con Estados Unidos mientras se reúnen con un juez que determine si su solicitud procede. Se estima que la cita en la corte tarda entre 6 y 24 meses.

Muchos hondureños se fueron a Estados Unidos buscando asilo en ese país.

Engañados por coyotes

"Los coyotes son personas sin escrúpulos, son personas duras de corazón, que se aprovechan solamente del dinero. Ellos ven solamente en nosotros el dinero, no se ponen a pensar que llevamos hijos, que vamos a ponernos en riesgo, ellos no se preocupan porque uno llegue allá", expresó Santos Carranza en el aeropuerto Ramón Villeda Morales, adonde llegó después de estar esperando respuesta a su solicitud de asilo.

A la vez llamó a los demás hondureños a no emprender ese viaje de forma irregular.

Otro hondureño que se cansó de esperar en México la respuesta de asilo de EEUU es José Ulises.

El originario de Quimistán, Santa Bárbara, viajó junto a su hijo de 7 años, creyendo que al cruzar la frontera con un menor podría quedarse viviendo en Estados Unidos. "Allá no hay asilo para nadie, es mentira yo me fui con mi niño y no hay nada, es difícil, aquí las personas que se quieran ir o van en camino, mejor que se regresen porque a nada van", declaró.