En abandono mansiones de los hermanos Valle Valle y de Alexander Ardón

El Paraíso, Copán, ahora es un pueblo sin armas.

En El Paraíso han quedado las huellas del imperio establecido por su exalcalde Alexander Ardón que tenía hasta un helipuerto en las instalaciones de la comuna.
En El Paraíso han quedado las huellas del imperio establecido por su exalcalde Alexander Ardón que tenía hasta un helipuerto en las instalaciones de la comuna. /

El Paraíso, Copán.

La partida de la alcaldía y posterior entrega pactada entre el exalcalde de El Paraíso, Copán, Amílcar Alexander Chande Ardón, con la DEA, marcó una diferencia en la convivencia de los habitantes de este municipio del occidente de Honduras.

Al entrar al pueblo, los ciudadanos ya no se encuentran con las casetas de control atestadas de guardias armados con fusiles de alto poder que tenía el exalcalde como una de las medidas de seguridad que implantó para proteger su imperio de narcotráfico.

Lo que hay en ese sitio ahora es una improvisada caseta de peaje donde prácticamente el pago de ese tributo es voluntario porque no hay un sistema coercitivo ni guardias que obliguen a los conductores de carros cargados de mercaderías a enterar el dinero a un empleado asignado por la alcaldía para la recaudación de esos fondos que solo tiene como herramienta una libreta de recibos con membrete de la Municipalidad.

Los pobladores de El Paraíso viven sin anormalidades en el municipio.

Los pobladores de El Paraíso viven sin anormalidades en el municipio.

LEA: Alexander Ardón confiesa que participó en el asesinato del zar antidrogas Julián Arístides González

La mala fama de que antes todo mundo andaba armado en El Paraíso por la violencia que generaba la narcoactividad ha cambiado porque ahora no se mira gente armada en las calles.

El comercio, la ganadería, la caficultura y los granos básicos son las actividades que sostienen la economía de El Paraíso, la cual tuvo un gran apogeo durante más de una década por la burbuja económica del narcotráfico.

Narcoactividad.

La finca y las lujosas residencias en las que, según dijo Chande Ardón en la Corte del Distrito Sur de Nueva York en el juicio contra Juan Antonio Tony Hernández, se reunió el capo mexicano Joaquín el Chapo Guzmán con él y otros narcotraficantes hondureños para la entrega de millonarios sobornos están en abandono.

Uno de esos inmuebles es la finca de Chande ubicada en el lugar conocido como La Zona, El Paraíso, y su casa en el centro del pueblo.

Mujeres y hombres trabajan a diario para sostener a sus familias.

Mujeres y hombres trabajan a diario para sostener a sus familias.

Las otras residencias que -según el exalcalde de El Paraíso- sirvieron de escenario para las reuniones del narcotraficante mexicano con los líderes de las organizaciones de la narcoactividad son las incautadas a los hermanos Luis Alonso y Miguel Arnulfo Valle Valle, localizadas en el pueblo El Espíritu, Copán, las cuales se encuentran en completo abandono.

Los Valle también están presos en Estados Unidos acusados de narcotráfico. Los bienes de Ardón y de los hermanos Valle fueron incautados por la Fiscalía.

LEA: EEUU acusa a exalcalde de El Paraíso, Copán, de narcotráfico

Autosostenible.

La ausencia de Chande del municipio de El Paraíso, quien está preso en Estados Unidos acusado de narcotráfico, genera opiniones encontradas entre sus habitantes.

Los pobladores del agro expresan que ahora enfrentan problemas de infraestructura en sus comunidades.

Varias de las lujosas viviendas donde habitaron los Valle Valle ahora están abandonadas.

Varias de las lujosas viviendas donde habitaron los Valle Valle ahora están abandonadas.

Varios comerciantes consultados expresaron que la situación del municipio copaneco es estable porque la economía es sostenida por los cafetaleros, ganaderos, agricultores y las remesas.

El comerciante Gelber Leiva dijo que la “economía de El Paraíso es autosostenible, sin importar que haya dinero de ilícitos porque el comercio se da bastante debido a que estamos en un punto estratégico por lo que viene gente de Guatemala y El Salvador”.

El caficultor Jorge Antonio Díaz manifestó que la situación en el municipio ha cambiado con la partida del exalcalde porque él permanecía atento a las necesidades del pueblo. “Inclusive ahorita que se han venido las lluvias tenemos problemas con el agua potable y los derrumbes. Esas son cosas a las que él estaba atento a resolverlas y ahora nosotros, la comunidad, tenemos que reunirnos para resolverlos”.

El alcalde de El Paraíso, Adonías Morales Melchor, dijo que son un municipio bendecido por Dios, con gente trabajadora, solidaria y un pueblo muy noble.

Dijo que lamentablemente en los medios de comunicación a nivel nacional e internacional desde hace muchos años solo trasciende lo malo del pueblo “y no tenemos la culpa que la ubicación geográfica sea propicia para algún tipo de delito de alguna gente que incluso no es de acá, sino que nos ocupan de corredor”.

Morales manifestó que la mala fama en el municipio se dio por el uso de las armas “porque todo mundo andaba armado, incluso con fusiles Ak-47, y todas esas situaciones que se dan por la violencia”.

Señaló que como autoridad civil no puede hacer mucho al respecto, “sino que es una labor del Ministerio de Seguridad a través de sus direcciones prevenir el delito”.

El alcalde expresó que han implementado acciones entre las que está apostarle a la educación como prioridad número uno “y todo eso para que las nuevas generaciones ya no sean iguales a las de antes en cuanto a la cultura de las armas y ahora no se ve gente armada en las calles”.

Plan de desarrollo.

El jefe edilicio indicó que diseñaron un plan estratégico de desarrollo que sobrepasaron en un municipio olvidado porque no había carreteras, no había electricidad y tenían un edificio municipal que se estaba cayendo y ahora tienen una alcaldía digna para el pueblo.

Morales expresó que el presupuesto de la alcaldía es de 25 millones de lempiras al año, entre transferencias y tributos.

Precisó que por impuestos entran a las arcas de la alcaldía unos seis millones de lempiras y agregó que implementaron el catastro municipal, que generó más ingresos y eso contribuyó a que construyeran el mercado municipal y que realizaran otros proyectos autosostenibles.

Otro de los factores que ha ayudado a mejorar los ingresos por impuestos es que fomentan la cultura del pago de impuestos.

El alcalde dijo que el comercio, la ganadería, la caficultura y los granos básicos son los que sostienen la economía del municipio.

“Por supuesto hubo un tiempo de apogeo por la burbuja económica de los negocios ilícitos y los establecimientos vendían más y pagaban más, pero desde 2010 y 2012 esa burbuja explotó y los negocios ya vendían menos y la economía se ha deprimido un poco”, explicó.

Según el alcalde, el desaparecimiento de la burbuja económica del narcotráfico se dio por las medidas tomadas por el Gobierno en la lucha contra ese flagelo como la extradición de mucha gente y “por todo eso dejó de circular una gran cantidad de dinero”.

Según Adonías Morales, a raíz de eso, la actividad económica en el municipio bajó en más del 50%. Expuso que hay otros factores que influyen a que se deprima la actividad económica como ser los malos precios del café y la sequía que ha provocado que se pierdan los granos básicos.

Morales manifestó que la partida de Ardón influyó en la situación socioeconómica del municipio, “él tenía liderazgo y le ayudaba a la gente. Algunos críticos van a decir que con dinero sucio es que apoyaba, pero hay otras zonas donde hay dinero sucio y no apoyan a nadie. No es que esté justificando, sino que estoy contando la realidad”, agregó.