Más noticias

Juicio de Tony Hernández: defensa se encuentra "confiada y segura de su no culpabilidad"

Los defensores del exdiputado hondureño, acusado de narcotráfico, hicieron un análisis a la declaración del agente de la DEA que interrogó a Tony Hernández.

La Fiscalía de Estados Unidos acusa a Tony Hernández de ser narcotraficante a gran escala.
La Fiscalía de Estados Unidos acusa a Tony Hernández de ser narcotraficante a gran escala.

Tegucigalpa, Honduras.

El cuerpo de abogados que representa a Juan Antonio "Tony" Hernández analizó la declaración del agente de la DEA, Sandalio González, que testificó en el juicio que se le sigue al exdiputado hondureño en una corte federal de Estados Unidos.

González fue el agente que arrestó a Tony Hernández el 23 de noviembre de 2018 en el aeropuerto internacional de Miami, por lo que la Fiscalía de Nueva York lo presentó como testigo en el sexto día del juicio.

Juan Antonio Tony Hernández, hermano del actual presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, es acusado de traficar toneladas de cocaína a Estados Unidos.

Esta es la declaración íntegra de la defensa de Tony Hernández tras la comparecencia del agente Sandalio González:

Día 6 del juicio
10 octubre 2019

Ha culminado el sexto día del juicio contra nuestro cliente Juan Antonio Hernández y esta defensa se encuentra segura y firme en el proceso para demostrar la no culpabilidad.

Hoy ha sido interrogado el agente líder de la DEA Sandalio González, quien ha dejado al descubierto la escasa o nula investigación que realizó en torno a nuestro cliente Juan Antonio Hernández.

El agente ha admitido, entre otras cosas:

• No pidió un vaciado telefónico para corroborar por llamados o mensajes de textos los posibles nexos con narcotraficantes.

• No investigó cuentas bancarias ni estados financieros de tarjetas de crédito o débito del acusado para probar sus nexos y operaciones.

• No investigó si existían documentos de propiedad, alquiler o manifiesto de vuelo de un supuesto helicóptero que solo es parte de la novela inventada por narcotraficantes.

• No verificó los permisos de portación de armas para concluir que todas eran de uso legal y de colección, debidamente autorizadas en Honduras.

• No verificó si las fotos de las armas encontradas en el celular de Juan Antonio Hernández las había tomado él o se las habían mandado.

• No verificó si la foto con un paquete marcado con letras TH en realidad era droga.

• El agente líder del caso reconoció que nunca vio ese paquete ni lo ha visto en algún otro operativo de la DEA y que por tanto no podía garantizar que sea droga y que fue incautado. El agente no siquiera sabía dónde se incautó y en qué fecha en caso de ser real.

• El agente líder del caso Sandalio González tambien reconoció que en el celular decomisado a Juan Antonio Hernández no había una sola prueba, texto, imagen o video, que lo vinculara al narcotráfico.

• El agente González admitió que solo había una conversación con Mario José Calix irrelevante.

• El agente de la DEA reconoció que el video filmado en restaurante Dennys de la capital (lugar muy público) le fue entregado a la DEA un mes después, sin llegar a verificar lo ahí expuesto y la forma en que se obtuvo.

• El agente de la DEA alegó ignorancia o no recordar en no menos de 25 oportunidades ante las preguntas de la defensa que dejaron al descubierto un caso mal investigado, sin soporte técnico y científico.

La DEA calificó a Juan Antonio Hernández como un narcotraficante a gran escala pero hoy demostró que basó toda su acusación en una foto de supuesta droga que nunca nadie vio, en una foto de armas que tenían permisos de portación y por tanto eran legales y en un video tomado por un narcotraficante colaborador que entregó un mes después.

También fue llamado a declarar el policía Geovani Rodriguez, quien tiene tres años en prisión y confesó haber colaborado con los narcotraficantes. Este es policía corrupto confeso, al ser interrogado por la fiscalía que "nunca conoció a Juan Antonio Hernández".

La defensa lamenta que los testigos sigan siendo poco o nada confiables y que sigan en un juicio sin evidencias físicas contundentes.

Juan Antonio Hernández se ha declarado no culpable y con valentía se sometió a juicio para demostrar que es inocente y que se limpie su nombre.

Seguiremos vigilando que se respete el debido proceso y el principio de presunción de inocencia.