Más noticias

Juan Orlando Hernández reitera que no ha recibido dinero, como afirma Alexander Ardón

Alexander Ardón está mintiendo aseguró hoy nuevamente Juan Orlando Hernández.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, reiteró este martes que no ha recibido dinero del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, como ha señalado nuevamente el exalcalde Alexander Ardón, quien enfrenta juicio por narcotráfico en Nueva York.

Según Ardón, que hoy compareció por segundo día en el juicio contra el exdiputado hondureño Juan Antonio Hernández, hermano del gobernante, también acusado por narcotráfico, Guzmán pagó un millón de dólares para financiar la campaña política del mandatario para las elecciones generales de 2017, a cambio de protección para los miembros del cartel de los hermanos Valle.

"Si Ardón está afirmando que alguien habló con JOH (Juan Orlando Hernández) acerca de aceptar dinero de él, está mintiendo. Eso nunca sucedió. Ni un millón de dólares, ni ninguna cantidad, ni nadie", señaló el presidente en la red social Twitter.

En otro mensaje, Hernández subrayó que "ASESINO CONFESO de 56 personas y que vive con un profundo odio y sed de venganza contra mi persona. La conspiración es CLARA entre criminales confesos que ya no tienen nada que perder".

El exalcalde Ardón dijo además en el tribunal de Nueva York que el mandatario hondureño destituyó en 2014 al entonces director de la Policía, Ramón Sabillón, por criticar que Juan Antonio Hernández, no fuera detenido.

El hermano del presidente "dijo que Juan Orlando Hernández iba a sacar" al entonces director de la Policía porque "había dicho unas declaraciones de por qué no capturaba a Tony Hernández y a mí, que éramos narcotraficantes", dijo Ardón, quien se declaró culpable en EE.UU. de dirigir "una banda de narcotraficantes".

Ardón también afirmó que el presidente hondureño le pidió que le financiara la campaña del gobernante Partido Nacional en los departamentos de Copán y Lempira, occidente, "porque las encuestas estaban bien bajas en estos departamentos".

Añadió que Juan Antonio Hernández le solicitó 500.000 dólares para Lempira y que para sobornar presuntamente a los alcaldes de Copán pagó 1,6 millones de dólares.

El testigo, que se entregó en Guatemala a las autoridades en marzo de 2019, también indicó que, tras la detención de los narcotraficantes hermanos Valle en 2014, recibió presiones del capo mexicano "El Chapo" Guzmán para que fueran liberados.

Según Ardón, el exdiputado Hernández le dijo que los hermanos Valle fueron arrestados porque intentaron matar al presidente de Honduras, pero le tranquilizó diciendo que mientras el Partido Nacional siguiera en el poder, él estaría a salvo.

El presidente hondureño también ha rechazado otros señalamientos desde que inició el juicio contra su hermano en Nueva York, el pasado día 2, en el sentido de que habría recibido dinero del narcotráfico para sus fines políticos, incluso en 2005, para el cargo de diputado en el Parlamento de su país.

Ardón, quien fue alcalde del pequeño Municipio de El Paraíso, departamento de Copán, donde construyó un ostentoso edificio para la Alcaldía, con un helipuerto, se declaró culpable en Estados Unidos y podría ser condenado a cadena perpetua.

El juicio contra el hermano del presidente hondureño ha creado muchas expectativas en el país centroamericano, donde el narcotráfico es un flagelo que se comenzó a asentar a mediados del decenio de los 70 del siglo pasado y que ha salpicado a políticos, empresarios y militares, entre otros, sin que ninguna autoridad procediera en su momento.

En los últimos cinco años Honduras, donde también ha imperado la corrupción y la impunidad, ha entregado en extradición a Estados Unidos una veintena de narcotraficantes, mientras que otros se fueron a entregar a ese país.

Algunos han negociado con autoridades estadounidenses para que les reduzcan la pena, según versiones difundidas en Nueva York y Tegucigalpa. EFE