Solo cubanos y nicaragüenses podrán solicitar asilo en Honduras

Otras naciones atenderán a personas provenientes de distintos países que busquen llegar a Estados Unidos, explicó el presidente Hernández con relación al acuerdo migratorio

El éxodo de cubanos se ha sumado al que ya enfrentan los migrantes de Centroamérica en México. Haitianos y africanos no podrán solicitar asilo en Honduras.
El éxodo de cubanos se ha sumado al que ya enfrentan los migrantes de Centroamérica en México. Haitianos y africanos no podrán solicitar asilo en Honduras.

Nueva York, Estados Unidos

Los migrantes provenientes de Nicaragua y Cuba que toquen territorio nacional seguirán un protocolo especial para pedir asilo a los Estados Unidos desde territorio hondureño, dijo ayer el presidente Juan Orlando Hernández.

El mandatario expresó minutos antes de culminar su gira de trabajo en esta ciudad, que Honduras está en la obligación de recibir a cualquier ciudadano del mundo que diga: “Vengo perseguido por un tema de religión, creencia o político, esa es una verdad”, y se hace haya o no haya acuerdos de migración.

No obstante, explicó que con base al convenio migratorio firmado el miércoles anterior entre él y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, participarán varios países de América Latina de acuerdo a diferentes circunstancias.

Dato
50 mil hondureños podrían obtener visas de trabajo en los próximos dos años para trabajar como enfermeras bilingües, en la industria de cruceros y construcción.

En el caso de Honduras, solo atenderá a nicaragüenses y cubanos que lleguen y digan: “Queremos que nos atiendan, para ver si logramos asilo o refugio en EEUU desde Honduras, ese será el procedimiento”, explicó el mandatario.

El 9 de septiembre, LA PRENSA publicó en exclusiva que Honduras estaba negociando un acuerdo para convertirse en un tercer país seguro, debido a las presiones del presidente Trump. Este rotativo conoció, incluso, que el país fue advertido de que si no firmaba el convenio corría el riesgo de que las remesas enviadas a Honduras fueran gravadas con un 10% y de pagar aranceles por varios productos de exportación.

Hernández manifestó que la gran mayoría de los migrantes que pasan por Honduras buscan llegar a los Estados Unidos y por lo tanto si eso viene ocurriendo desde Brasil hasta México, los flujos de personas comenzarán a bajar con la aplicación del convenio.

Cómo funcionará

Al consultarle si los ciudadanos de otros países que pidan asilo en Honduras deberán permanecer en el país por algún tiempo o de manera indefinida, Hernández le respondió a LA PRENSA que eso depende de ellos.

El mandatario explicó que si un migrante solicita asilo, Honduras tendrá que hacer su análisis en un plazo de hasta seis meses sobre las causas que lo motivaron a salir de su país de origen y si califica, deberá permanecer ese tiempo en el país.

Referente a las condiciones en que permanecerán en el país y cómo se cubrirán los costos de las estadías, el Gobierno aún no ha profundizado en los detalles.

Fondo Verde
De 100 a 200 millones de dólares pretende recibir el Gobierno del denominado Fondo Verde para construir proyectos que eviten que más hondureños sigan emigrando y poniendo en riesgo sus vidas.

A la pregunta sobre si Honduras se convirtió en un tercer país seguro con la firma del acuerdo migratorio, respondió: “Sí, buscamos que Honduras sea un país seguro para evitar precisamente que vengan personas a Honduras arriesgando su vida y su libertad de la mano de traficantes de personas como ha ocurrido siempre”. El mandatario aseguró que el acuerdo ayudará a bajar la carga a Honduras, porque la compartirán con otros países que atenderán ciudadanos provenientes de Haití, África, Asia y de Sudamérica.

Además, señaló el mandatario, que el acuerdo cuenta con compromisos para aumentar inversión y las oportunidades de empleo con visas directas.

Hernández manifestó que contrario a otras naciones, Honduras no recibió presiones de ningún tipo como ocurrió con otros países.

“Con nosotros siempre fueron muy francos y hablamos de las oportunidades de construir algo juntos”, enfatizó el mandatario.

Recordó que en una visita a este país, le dijo al secretario interino de la seguridad nacional de EUA, Kevin McAleena, que para Honduras era preocupante que se fuera a inundar de personas que no pudiera manejar el país, y eso significa que la nación se adelantó a los hechos.

“Desde esos momentos nosotros planteamos las oportunidades de empleo, inversión y seguridad que son los otros componentes del acuerdo”, subrayó Hernández.

Sobre los halagos que le profirió Trump el miércoles anterior en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Hernández recordó que en sus dos mandatos ha trabajado de la mano con diferentes agencias de Estados Unidos como el Buró Federal de Investigaciones (FBI), Seguridad Interior, Departamento del Tesoro y Comercio, entre otros, y eso ubica a Honduras como un socio confiable.

50 mil hondureños podrían obtener visas de trabajo en los próximos dos años para trabajar como enfermeras bilingües, en la industria de cruceros y construcción.