Honduras: alto costo de la vida, la principal preocupación

En la encuesta de CID-Gallup las familias hondureñas expresaron que su principal preocupación es el alto costo de la vida.

En cuanto al principal problema del país, los encuestados consideraron que es el desempleo y en segundo lugar, la corrupción del Gobierno.
En cuanto al principal problema del país, los encuestados consideraron que es el desempleo y en segundo lugar, la corrupción del Gobierno.

SAN PEDRO SULA.

La nueva encuesta de opinión de CID-Gallup revela que el alto costo de la vida, en especial la canasta básica, es la principal preocupación de las familias hondureñas.

La segunda dificultad familiar más grande es el desempleo y la tercera es la falta de agua potable, según los entrevistados en el sondeo.

La cuarta preocupación mayor de las familias hondureñas es la falta de atención médica y la quinta es el crimen o violencia.

Sobre la situación económica de la familia, la mayoría indicó que “está peor” en comparación con la que tenían en 2018, según CID-Gallup.

En cuanto al principal problema del país, los encuestados consideraron que es el desempleo y en segundo lugar, la corrupción del Gobierno.

La falta de hospitales y mala salud, la inseguridad ciudadana, el uso y tráfico de drogas, el costo de la vida y el que no haya agua potable suficiente fueron mencionados como los otros principales problemas de Honduras.

1

Problemas del país

LC grafico3 250919(1024x768)

Las preocupaciones en el hogar no son las mismas que los problemas nacionales. Como desafío nacional el principal es el desempleo. Los jóvenes y los menos educados son los que más citan la falta de trabajo; estos son los que más probablemente emigrarían si tuvieran la opción de hacerlo.

En segundo lugar está la corrupción en el Gobierno. Ahora que está funcionando la Misión de Apoyo contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (Maccih) emergen las historias de distintos líderes que están siendo investigados. Algunos bastante conocidos están privados de libertad. En tercer lugar está la falta de hospitales y de atención médica.

2

Rumbo

LC grafico1 250919(1024x768)

Ocho de 10 hondureños opinan que su pueblo va mal enrumbado. Incluso, más del 60% de quienes se declaran seguidores del Partido Nacional (oficial) perciben desfavorablemente la situación nacional. No es posible encontrar diferencias entre los grupos con esta variable. Eso sí, los jóvenes y los menos educados tienen mayor probabilidad de estar negativos con respecto a esta pregunta.

El gráfico cubre los dos períodos del Gobierno de Juan Orlando Hernández y se nota que para las elecciones logró inyectar un poco de optimismo y bajar el tamaño del grupo que manifiesta que las cosas van mal a 60%. Pero después de la elección regresó el pesimismo.

3

Familia LC grafico2 250919(1024x768)

El alto costo de la vida y en especial de la canasta básica de víveres es la preocupación principal de las familias. En cuanto menor es el nivel educativo del informante hay menos capacidad adquisitiva, más probable es que la cita esté como la preocupación familiar relevante.

Los sampedranos citan los costos más que los residentes de otras partes del país. En segundo lugar está el desempleo, este porcentaje ha disminuido en los últimos dos años. Hay sequía en Honduras y entonces no extraña que la tercera preocupación de importancia es la falta de agua potable en el hogar.

4

Economía

LC grafico4 250919(1024x768)

La mayoría absoluta de los entrevistados reporta que la situación económica de sus familias está peor ahora en comparación con hace un año. Hay más probabilidad que sean las mujeres, personas mayores de edad y aquellas con menor nivel educativo que manifiestan tener mayor preocupación y una situación negativa.

Cuando se trata de política se encuentra que en el partido político Libre, fundado por el expresidente Mel Zelaya, es donde se aglutinan más de las personas que indican tener una familia en una mala situación. En contraste, el Partido Nacional, oficial, aglutina más de la minoría que dice que está bien económicamente su familia.

La Prensa