Más noticias

Honduras requiere un mayor compromiso y "más ambición" ante cambio climático

Buena parte de la creciente escasez hídrica que sufre Honduras es una consecuencia del cambio climático.

En la capital Tegucigalpa hay escasez de agua. Fotografía que muestra el escaso nivel del vital líquido en la represa Los Laureles.
En la capital Tegucigalpa hay escasez de agua. Fotografía que muestra el escaso nivel del vital líquido en la represa Los Laureles.

Tegucigalpa, Honduras.

La Unión Europea y la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec) pidieron este miércoles a Honduras un mayor compromiso y "más ambición" para luchar contra el calentamiento del planeta, un fenómeno que, advierten, requiere además "soluciones globales".

El país centroamericano requiere "compromiso y más ambición" para adaptarse y mitigar los efectos del cambio climático, dijo a Efe el jefe de cooperación de la Unión Europea en Honduras, David Mogollón.

"El cambio climático es la mayor amenaza a la que estamos haciendo frente en el mundo, es una amenaza existencial que sin una respuesta conjunta se pone en peligro nuestra existencia", enfatizó.

Debido a la importancia de luchar contra el fenómeno, Mogollón indicó que la Unión Europea trabaja "de la mano" con Honduras y estudia la posibilidad de "ampliar sustancialmente" su apoyo al Gobierno hondureño.

La declaración de Mogollón se produjo en el marco del lanzamiento de la "Semana de la Diplomacia de Cambio Climático", auspiciada por la Unión Europea, la Oficina Presidencial de Cambio Climático y la Universidad Tecnológica Centroamericana (UNITEC).

Sin precisar cifras, señaló que la Unión Europea es el "principal financiador" de políticas públicas en la mitigación y adaptación a los efectos del cambio climático en países en desarrollo.

Destacó que buena parte de la creciente escasez hídrica que sufre Honduras es una consecuencia del cambio climático, que también está amenazando la seguridad alimentaria de los hondureños.

La prolongada sequía y el calor excesivo, son algunas manifestaciones derivadas del calentamiento del planeta, añadió el diplomático europeo, quien considera que en Honduras se está "tomando en serio esta amenaza" que representa este fenómeno.

Dijo que espera que las metas del Acuerdo de París sobre cambio climático suscrito en 2015 por 193 Estados "se lleven a cabo", y aseguró que la Unión Europea acompañará a Honduras en sus "esfuerzos" para alcanzar esos compromisos.

agua sps(1024x768)
La ciudad de San Pedro Sula se está abasteciendo de agua con 20 pozos de emergencia.

Acuerdos Cumbre del Clima

Los acuerdos alcanzados en la Cumbre del Clima de París de 2015 (COP21) fijaron un aumento máximo de la temperatura del planeta en 2100 de 1,5 grados centígrados sobre los niveles preindustriales.

Mogollón señaló que el Acuerdo de París "es histórico" pero no es suficiente para reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y evitar la subida de la temperatura global.

El cambio climático es "un problema global que requiere soluciones globales", enfatizó el diplomático europeo,

Resaltó la importancia de implementar acciones de adaptación y mitigación al cambio climático en Honduras, que tiene una extensión de 112.492 kilómetros cuadrados.

Mogollón indicó que el país tiene una "amplia masa boscosa que puede ayudar a captar CO2", el principal gas causante del calentamiento global, pero, al mismo tiempo, es uno de los países más vulnerables del mundo a "los efectos extremos" del cambio climático.

Como parte de las actividades de la Semana de la Diplomacia de Cambio Climático, autoridades y estudiantes de la Unitec desplegaron en uno de los edificios de la institución un enorme cartel que reza: "El cambio climático es una amenaza existencial, o seguimos así y desaparecemos, o cambiamos y sobrevivimos", en respaldo a la activista medioambiental sueca Greta Thunberg, de 16 años de edad.

El rector de la Unitec, Marlon Brevé, dijo a Efe que Thunberg ha inspirado a miles de jóvenes en todo el mundo para luchar en favor del medioambiente y señaló que la pancarta busca "concientizar" a la juventud hondureña sobre la necesidad de emprender acciones de adaptación al cambio climático.

"Tenemos que pensar que los hondureños tienen la obligación de actuar localmente y pensar globalmente", subrayó Brevé, que fue ministro de Educación, e instó a la academia a formar el capital humano que pueda apoyar al Gobierno en acciones para mitigar y adaptarse al calentamiento del planeta.