Más noticias

Unión Europea aporta 1.2 millones de euros para familias agricultoras de Honduras   

Mas de 600 familias de La Paz serán beneficiadas con el proyecto.

Más de 600 familias del occidente de Honduras podrán cultivar en resiliencia.
Más de 600 familias del occidente de Honduras podrán cultivar en resiliencia.

Tegucigalpa, Honduras.

El Índice de Riesgo Climático Global 2018 ubica a Honduras como el país más afectado entre 1997-2016, lo que sumado al uso de tecnología obsoleta malas prácticas de producción agrícola, poco acceso a financiamiento y asistencias técnicas, incrementan severamente la vulnerabilidad de la población ante el Cambio Climático (CC).

Los efectos del CC afectan con mayor intensidad a las mujeres y pueblos indígenas del corredor seco, por su alta dependencia a la agricultura de secano.

Bajo ese contexto y con una inversión de más de 1.2 millones euros aportados por la Unión Europea, a través de Euroclima+, el Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo (SNV) y Asociación para el Manejo Integrado de Cuencas de La Paz y Comayagua (Asomaincupaco), inicia oficialmente el Proyecto Agricultura Familiar Climáticamente Inteligente con enfoque de Gestión Integrada de Cuenca para la Producción Resiliente de Alimentos.


Dicho proyecto será ejecutado por dos años en el corredor seco de Honduras, en comunidades de las subcuencas: El Venado y Chiflador – Guaralape, y promoverá el escalamiento de la experiencia en la región centroamericana.

El proyecto promoverá la producción resiliente de alimentos en 600 familias, unas 3,000 personas de comunidades indígenas Lenca y población mestiza de las subcuencas.

El objetivo del Proyecto es producir alimentos de forma resiliente (PRA), bajo un enfoque de gestión sostenible del recurso hídrico por parte de organizaciones locales y familias productoras, en el contexto de sus prácticas ancestrales; a través de la validación y adopción de sistemas de producción agropecuaria climáticamente inteligente (ACI) en Centroamérica, facilitando procesos y plataformas para diseminar experiencias y su escalamiento en la región centroamericana.

Asimismo contribuirá con la mejora de capacidades para aumentar la resiliencia al cambio climático, la eficiencia de los sistemas de producción agrícola y ganadera en relación con el bosque y el agua, así como las cadenas de valor alimentarias y agrícolas interconectadas, de acuerdo con los compromisos sectoriales relacionados con las Contribuciones Nacionales Determinadas (NDC).

Lanzamiento

Dicho proyecto fue presentado a la sociedad hondureña el pasado viernes 9 de agosto en Tegucigalpa con la presencia de las autoridades de las diversas organizaciones involucradas y agricultores que serán beneficiados con el proyecto.

Solomón Solís, representante de la Unión Europea, expresó que el interés en apoyar a Centroamerica en la acción climática les ha impulsado a realizar la inversión que han presentado esperando resultados que muestren beneficios para los hondureños y luego otros pobladores de países centroamericanos.

Marlon Escoto, delegado Presidencial de Cambio Climático dijo que los 37 millones de lempiras que la UE invertirá vienen a "propiciar la inclusión financiera climática dirigido a pequeñas productores de zona del corredor seco atendido".

El evento contó con la presencia del viceministro de Ambiente de Guatemala que alabó y reconoció las acciones que realiza Honduras en materia climática.

"Nosotros valoramos el impacto positivo para Centroamerica de este proyecto. Felicitamos a Honduras por esta iniciativa, hemos compartido con el delegado en varias reuniones y nos consta el esfuerzo que hacen. Evidentemente, el impulso de la Unión Europea es fundamental", destacó.