Más noticias

Estudiantes hondureños se toman Universidad Agraria; piden auditoría de becas   

Piden una auditoría para la selección de becas en el centro.

Las instalaciones de la Universidad amanecieron cerradas este martes.
Las instalaciones de la Universidad amanecieron cerradas este martes.

Olancho, Honduras.

Estudiantes de la Universidad Nacional Agraria (Una), ubicada en Catamas, Olancho al oriente de Honduras, cerraron las instalaciones de este centro de manera indefinida la madrugada de este martes.

Los protestantes exigen que se les permita matricular a más de 700 estudiantes que por dificultades económicas no han podido realizar el pago de 3,605 lempiras para poder inscribirse.

Además, solicitan que se rehabiliten los convenios que permitían apoyarles con deudas contraídas por el mismo pago del cual aseguran no se obtienen todos los beneficios por los que se entrega el dinero.

Toma-Una02(800x600)
Los estudiantes realizaron plantón en las afueras del centro universitario la noche del lunes.

"Actualmente no se le está brindando a la comunidad universitaria la red de internet que se paga en la matrícula", detalló Elvin Carrasco, uno de los voceros de los estudiantes.

Otro punto de protesta en el sistema de becas. Los universitarios aseguran que no existe una rendición de cuentas por parte de las autoridades en este tema y no se sabe a quienes se les está otorgado becas y cuáles son de qué grupo.

"Necesitamos saber cuantas y cuales becas son del pueblo lenca, cuantas de Casa Presidencial y así sucesivamente. Nosotros estamos cansados de presentarle propuestas a la comisión interventora pero no nos escuchan", señaló Carrasco.

Aunque los estudiantes reconocen que la infraestructura y el sistema de matrícula ha sido un gran aporte desde la llegada de la Comisión, aseguran que los temas académicos los tienen en incertidumbre.

Esperan reunirse con el general Felipe Díaz Zelaya, presidente de la Comisión para llegar a revolver el problema y luego decidir reanudar las actividades.

La Una tiene más de tres años sin rector debido a que la comisión interventora decidió remover de su cargo en su momento a Marlon Escoto, por estar a cargo de dos instituciones al mismo tiempo (Secretaría de Educación y Una).