Más noticias

Más de 4,600 inmigrantes fueron deportados a Honduras en enero

El retorno de centroamericanos desde Estados Unidos y México supera los 12,500 en el mismo período

Miles de compatriotas hondureños no lograron alcanzar el ansiado 'sueño americano'.
Miles de compatriotas hondureños no lograron alcanzar el ansiado 'sueño americano'. / Foto: AFP

Tegucigalpa, Honduras

Un total de 12.576 centroamericanos fueron deportados desde México y Estados Unidos tan solo en enero del presente año.

En comparación con años anteriores las deportaciones de ciudadanos de los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, El Salvador y Guatemala), siguen en aumento según datos oficiales de las oficinas de migración de los tres países.

La mayoría de los deportados son de nacionalidad guatemalteca, 6.168 personas, de las que 4.076 retornaron a su país por vía área y 2.092 por vía terrestre, indica la Dirección General de Migración de Guatemala, con datos al 1 de febrero.

Texas, Arizona, Florida y Louisiana son los estados de EEUU donde radicaban mayormente los ciudadanos guatemaltecos, según datos oficiales de ese país.

En tanto, los registros del Observatorio Consular y Migratorio de Honduras (Conmigho), al 31 de enero del presente año se reporta el retorno de 4.610 hondureños.

De estos, 2.312 fueron deportados desde Estados Unidos; 2.274 de México y 24 de otros países centroamericanos.

En Honduras, los retornos durante enero de 2019 aumentaron en 8.3% en comparación con enero de 2018.

El Conmigho reporta que en enero de 2018 la cifra de deportados se ubicó en 4.255 hondureños.

Aparte de los deportados, 7.270 hondureños retornaron voluntariamente desde Guatemala y México, después de que salieran del país en octubre pasado en una caravana irregular.

El tercer país de procedencia de los deportados es El Salvador con 1.798 retornados y registrados en la Dirección General de Migración y Extranjería, con datos al 30 de enero del presente año.

ADEMÁS: Aumenta tensión en frontera de Texas por nueva caravana de migrantes.

En ese país, los registros indican un aumento en la cifra de deportados de un 2%, pues de 1.551 retornados registrados al 30 de enero de 2018, pasó a 1.798.

Estadísticas

Al cierre de 2018, los retornos registrados en el Conmigho sumaron 75.279, es decir 27.257 hondureños más que en 2017, cuando esta cifra se situaba en 48.022 deportaciones.

En el caso de Guatemala, país que registra el segundo mayor número de migrantes hacia Estados Unidos, después de El Salvador, según el Informe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) 2018, la cifra fue de 94.482 deportados.

El número de salvadoreños deportados, principalmente de Estados Unidos y México, fue de 26.499 en 2018 y marcó una baja del 1,2% respecto al 2017, informó la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) a medios locales, en enero pasado.

Entre los tres Países del Triángulo Norte, la cifra de deportados en 2018 rondaba los 200.000.

TAMBIÉN: El Pentágono desplazará militares a la frontera de Texas por la caravna migrante.

El informe de la OIM ubica a Estados Unidos como el mayor receptor de migrantes internacionales, pues señala que este país acoge el 20% del flujo migratorio mundial.

Los 10 principales países con flujos migratorios hacia Estados Unidos son México, que genera el grupo más numeroso, seguido de China, India, Filipinas, Vietnam, El Salvador, Cuba, República de Corea, República Dominicana y Guatemala.

Trabajo conjunto

Delegaciones de los gobiernos de El Salvador, Guatemala, Honduras, México y representantes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), trabajan en un Plan de Desarrollo Integral para abordar el tema de la migración.

El Plan fue acordado por los gobernantes de las cuatro naciones el pasado 1 de diciembre de 2018, en Ciudad de México.

Durante una reunión realizada el pasado 15 de enero en San Salvador (El Salvador), se sentaron las bases del Plan de Desarrollo enfocado a atender las cuatro etapas del ciclo migratorio en el origen, tránsito, destino y retorno de la población, con perspectiva de protección a los derechos humanos de las personas migrantes.

Con estas incorporaciones, el número total de soldados en servicio activo en la frontera sur ascenderá a 4.350, en apoyo a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus iniciales en inglés).